25.1.11

El efecto pigmalión en el canto.

Es sobradamente conocido el efecto pigmalión en el ámbito educativo. Para los que no hayan oído hablar de él consiste en conseguir lo que uno se propone previamente a causa de la creencia de que puede conseguirlo. 

Como consecuencia de ello,  las expectativas y previsiones de los profesores sobre la forma en que de alguna manera se conduce a los alumnos, determinan precisamente las conductas que los profesores esperan." (Rosenthal y Jacobson). Y como resultado se produce el efecto de la profecía autocumplida que es una expectativa que incita a las personas a actuar en formas que hacen que la expectativa se vuelva cierta.

El profesor de canto debe ser muy consicente de las creencias que alberga respecto al alumno pues tienen un gran efecto en el alumno y en el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje. Si el profesor cree que el alumno podrá afrontar las dificultades el alumno ablergará esa creencia y se pondrán los medios para conseguirlo. Si por el contrario, el profesor piensa que no será posible acabará otorgandole la responsabilidad al alumno y no al proceso.

La clase de canto debe ofrecer un contexto favorable al crecimiento, a la exploración, a la apertura y a la superación. El clima positivo favorece las creencias positivas con respecto a los logros y por lo tanto alimenta el efecto pigmalión positivo.