24.2.11

La alimentación del cantante

En primer lugar he de decir que a la voz le hace mal lo que le hace mal al cuerpo. Tras esta premisa es sencillo decicir si algo será bueno para la voz. Es importante es hacer una dieta equilibrada y mantener unos hábitos saludables (horas de sueño, deporte, etc).

Dicho esto se deben tener en cuenta varios aspectos importantes:

Por un lado para mantener la concentración se deben evitar las sustancias que disminuyen los reflejos o la percepción de la realidad. En este grupo tenemos las bebidas alcohólicas, calmantes, etc.

Por otro lado se deben evitar los alimentos que producen reflujo gástrico (cuando algún alimento se repite) ya que lo que sucede es que los ácidos del estómago dañan la mucosa de las cuerdas vocales y eso proporciona sensación de ronquera. Esto varía según las personas y cada cual debe ver qué le repite y evitarlo. Se deben evitar las digestiones pesadas si se tiene que cantar después de comer porque la presión de la musculatura del abdomen tiende a producir reflujo. Eso si, cantar con el estómago vacío tampoco es bueno, así que es recomendable una comida ligera.

Es importante evitar la deshidratación, por lo que un cantante debe beber al menos dos litros de agua al día. Las infusiones de tomillo, salvia, erisimo y regaliz son buenas. La miel y el propoleo favorece el fortalecimiento del sistema inmunológico.