20.12.10

El trabajo en equipo

Los músicos tienden a desarrollar una cierta tendencia al trabajo en solitario y al aislamiento casi de manera inconsciente.  Es cierto que cantar o tocar un instrumento requiere horas de dedicación y de reflexión personal pero también es cierto que cuando ese trabajo se comparte de una manera generosa suceden cosas maravillosas.

Un artista necesita llenarse para después vaciarse... y en ese vaciarse está el compartir impresiones, compartir criterios, experiencias y emociones, este compartirse es lo que hace que realmente se creen momentos maravillosos.

La autoexigencia y el ego puede causar grandes interferencias en la comunicación que se ha de establecer entre los artistas para crear... muchas veces no se comparten impresiones o criterios por miedo a ser juzgados, a no ser valorados... pero cuando se rompe esa barrera, uno es consciente de lo que sabe y también de lo que no sabe, comparte impresiones y se produce una apertura y un enriquecimiento del trabajo sorprendente, en este momento uno mas uno es mucho más que dos.

Se ha de enseñar a los músicos a trabajar en equipo. Generalmente, somos personas con mucho carácter, opiniones muy fuertes y muchas veces es difícil sacarnos de ese lugar. También es cierto que somos personas muy sensibles y respetuosas con nuestro trabajo, que hacemos a conciencia. Por esta razón la comunicación debe darse desde el más absoluto respeto y desde ese lugar el enriquecimiento es enorme.

Es importante de que antes de una sesión de trabajo en equipo (con un pianista, director de orquesta, director de coro, etc) el cantante lleve la obra perfectamente aprendida para que ese trabajo sea realmente efectivo, para que se puede ir más allá de las notas y de contar... 

Para que el trabajo en equipo sea realmente enriquecedor es necesario que se cumplan una serie de condiciones a la hora de comunicarse:

1 - Es importante establecer una escucha consciente, en la que las opiniones sean expuestas con claridad, sin descalificar y ofreciendo la idea final o la manera de llegar a ella. 
2 - Es necesario que todo aquello que implique una crítica se haga en un tono neutro sin ironizar ni descalificar el trabajo previo que la otra persona ha hecho.
3 - Es conveniente que se reconozcan las cosas que sí que se hacen bien.
4 - Es importante pensar antes de hacer una corrección si la otra persona tiene la capacidad de hacerla, si es una cuestión de estudio, si la va a poder corregir inmediatamente... hay que permitir a la otra persona que busque las soluciones a las dificultades.
5 - Es importante llegar a conclusiones que permitan mejorar el trabajo.
6 - Tras una sesión de estudio es importante fijar aquellas indicaciones que se han realizado para asimilarlas y fijarlas en la interpretación, puede tratarse de elementos de estilo, de dicción, de fraseos, de dinámicas...