18.11.12

Experiencias de las mamás cantantes durante el embarazo

Como consecuencia del post que escribí sobre los "Beneficios del canto en el embarazo" (PINCHA AQUÍ) se estableció un interesante debate con varias cantantes que compartieron conmigo sus experiencia vividas durante el embarazo y tras el parto.

Es interesante conocer cómo vivieron el embarazo, qué actividades hicieron y posteriormente que cualidades musicales han observado y observan en sus hijos. Obviamente este no es un documento científico, más bien un resumen de experiencias que pueden ayudar a otras cantantes que pasen por la experiencia de la maternidad.

Las cantantes y/o profesoras de canto o lenguaje musical del debate son: Susana Cortés, Carmen Panés Benítez, Inmaculada Doblado Rivas,  Mari Luz Román Romero, Laura Nogueras y Rut Jimenez Guerrero y desde aquí quiero agradecerles su colaboración en este post y su generosidad de compartir sus experiencias.

Todas ellas coinciden en que cantaron muchísimo durante sus embarazos, con lo cual se deduce que la actividad de un cantante o profesor de canto no se ve sustancialmente afectada por el mismo.  Es más, destacan que la capacidad de espiración del aire, lo que se conoce entre los cantantes como fiato aumentó y no se vio mermada en ningún momento del embarazo pudiendo cantar hasta el mismo día del parto.

También es destacable que todas ellas han observado un buen desarrollo del oído y del canto de los niños (buena afinación, gusto por la música). Es curioso que varias de ellas han mencionado que durante el embarazo detectaron que cuando cantaban cerca de la percusión de la orquesta los bebes se sentían estimulados y daban patadas y cabezazos.

Yéndonos a cuestiones más puntuales, Susana Cortés nos comenta que las cualidades su voz  cambiaron a mejor mostrándose la misma más rica en armónicos, ella lo explica así: "la voz se puso redonda, no cambió el timbre, pero sí el grosor de la voz.No perdí agudos ni graves, pero la voz tenía un halo especial, no sé cómo describirlo"



Carmen Panés nos cuenta una curiosidad muy interesante digna de tener en cuenta: "Parí a los dos días de cantar el Réquiem de Mozart en la cuerda de soprano y a los pocos días de nacer Pablo, probamos a sumergirlo en el cubito anticólicos, mientras mi marido ponía el réquiem. Nada más comenzar las primeras notas, el niño dejó de llorar y adquirió la postura fetal, fijando la mirada al infinito como si estuviera dentro del vientre materno... increíble la experiencia. Por supuesto, tiene un oído y un sentido del ritmo excepcional.." De esto podemos deducir efectos terapéuticos de la música. El bebe se tranquilizó al sentirse estimulado de una manera similar al sentir las mismas sensaciones (físicas y acústicas) que en el vientre y lo mismo le sucedió al bebe de Inmaculada Doblado. 

Inmaculada Doblado, sabedora de los beneficios de la música no se lo pensó y desde el primer momento estimuló al bebe con un equipo de audio. Según sus palabras: "al poco tiempo de saber que estaba embarazada me compre un reproductor de audio y me lleve todo el embarazo poniéndole música y cantándole. Mi hijo acaba de cumplir 12 años y tiene un conocimiento de la música sorprendente para su edad. La primera obra que le puse, estando embarazada fue "Las cuatro estaciones" de Vivaldi, un día en un ataque de cólico del lactante se las pusimos, fue santa medicina"

 Mari Luz Román explica los efectos hormonales que tuvo su embarazo, con respecto a la sensibilidad a los olores y sabores y con respecto al exceso de salivación: "Estuve casi los nueve meses con hipersalivación, mi profesora Susana Cortés, se acordará. Ella me decía que dentro de lo fastidioso que era al menos tenía mi boca y garganta hidratada. Canté con mi coro un repertorio cubano y aun ahora que mi hijo tiene 18 meses, cuando canto alguna pieza de este repertorio puedo recordar los olores, sabores, sensaciones ... como si fuese ese día". 

Muchas gracias a todas las mamas y deseamos que los bebes se conviertan en futuros cantantes!!