1.12.12

Cantantes del siglo XXI: Anna Bassas

 La brújula del canto, entrevista a Anna Bassas, una mezzosoprano de voz bella y con alma. Es una luchadora incansable y propone iniciativas que estamos seguros que darán sus frutos porque están cargadas de ilusión y tesón.
¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música?
Fui a un colegio religioso y nos hacían cantar en misa, recuerdo que me encantaba, enseguida empecé a recibir clases particulares de canto y de solfeo en la escuela de música. Tenía 9 años.

¿En que momento decidiste que querías ser cantante?
Creo que en mi primera clase de canto. Me fascinó. Cuando me preguntaban que quería ser de mayor decía que cantante de ópera.

¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tu carrera?
Empecé con el influjo de Maria Callas, por todos los discos que tenía mi padre de ella, pero pronto se me pasó.

 
¿Cuáles son tus cantantes o músicos favoritos?
Tengo muchos, la lista sería larguísima.

¿Cuál era el estilo o el compositor que más te gustaba estudiar de joven?
Me gustaba la música sacra, por la cual empecé, luego siguió el lied hasta llegar a la ópera.

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?
Me encanta el lied alemán y la música española y catalana por su sutileza y sus líneas melódicas y por supuesto por la poesía. En la ópera es dónde puedes sacar todo tu potencial.

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con tu voz o tu experiencia profesional (en algún curso, o concierto...)
Tengo una anécdota, si se le puede llamar así. Estaba en una master class de Montserrat Caballé. Por aquel entonces yo cantaba erróneamente en la tesitura de soprano. Cuando salimos del auditorio una señora que estaba en el público se acercó a mi y mirándome fijamente a los ojos me dijo: “no deje usted nunca de cantar, ha nacido para hacer feliz a las personas con su voz”. Me puse a llorar.

¿Qué opinas de la situación actual de los músicos y los cantantes? ¿Que crees que debería cambiar?
Todos sabemos que la mala situación musical del país se debe a la mala situación económica y política del mismo. Hasta que ello no mejore, no podemos desesperar, debemos tener paciencia o emigrar a otro a país.

¿Qué proyectos musicales tienes en mente realizar?
Todavía tengo que estudiar mucho y ampliar repertorio. Por el momento intento salir adelante como todo el mundo. He creado una asociación musical llamada Proclasmus con la finalidad de organizar conciertos y recitales por todo el país. Está formada por músicos y cantantes que se encuentran en circunstancias parecidas. Queremos que la gente pueda disfrutar con la música clásica de calidad y darnos a conocer como músicos profesionales.

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar canto?
Sobre todo, si les gusta, deben tener mucha paciencia y tenacidad. Escuchar a muchos cantantes, sobretodo en directo a ser posible, aprender de ellos tanto lo que hacen bien como lo que hacen mal. No fiarse de maestros o maestras que les digan que todo está bien y que cantan de maravilla, es falso. Y sobretodo, no rendirse jamás y trabajar muy duro.

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con la música o con el canto?
El canto es tu lucha individual, es tu instrumento y serás tú el único que encuentre el camino a seguir. Es un camino muy largo, a veces lleno de dificultades que te hacen desfallecer y pensar en abandonar. Pero también hay satisfacciones, que te ayudan a continuar.
Un camino que se solapa con la vida, que te hace crecer psíquica y emocionalmente y que yo personalmente, no cambiaria por nada.