15.8.14

Nuria Vera: "No abandonarse a las modas imperantes"

Continuando el ciclo de Grandes voces de la radio y la tv nos complace contar hoy con la sabiduría vocal y experiencia de Nuria Vera.

Crees que es importante trabajar la voz?

Por supuesto; las inflexiones de tu propia voz te dan seguridad según el tema que hayas de tratar. Además, consigues "no aburrir" a tu audiencia , no solo con los mismo latiguillos, sino con un"sonsonete" que puede resultar cargante por repetitivo. Una cosa es crear una especie de sello personal, y otra muy diferente no tener registros para adaptarte a diferentes situaciones.


Qué haces para cuidar tu voz?

Algo tan sencillo como hablar en mi vida cotidiana en un tono  tirando a bajo, no exponerme a corrientes de aire traicioneras (incluye ventiladores y aires  acondicionados ¡¡por calor que haga!!) , y , si la cosa se pone fea, hacer gárgaras con una infusión de agua de borrajas.


Cómo has notado que evolucionaba tu timbre conforme a tu experiencia?

Creo que se han unido algunos factores : la propia edad, que va poniendo tu voz en su sitio, el afán por mejorar y que  no chirríe como tiza contra pizarra , la aceptación y conocimiento  de tu timbre tal cual para ir sacándole el mejor partido.
Se trata , creo yo, de saber bien tus limitaciones e ir evolucionando con ellas y convertirlas en ventajas y no en inconvenientes.


Te gusta cantar?

¡¡Me encanta!! Me lo paso bomba: soy de la generación en la que nos enseñaban canciones populares en el colegio y en el conservatorio, nuestras madres cantaban romances de zarzuela por casa, jugábamos en la calle con tonadillas  infantiles, y algunas de las mejores sobremesas familiares de mi vida son en las que se  entonaban, espontáneamente, cánticos regionales (también en el coche)...¡¡eso sin contar con las reuniones juveniles en las que alguien siempre sabía tocar un instrumento y se creaba un ambiente especialmente fraternal!!. Por cierto , eran canciones de un tinte altamente político y reivindicativo y eso nos hacía sentir muy comprometidos con el cambio de la España del momento.

Eso sí, lo hago que doy pena, pero me da completamente igual. Le pongo mucho sentimiento , y ese es mi "salvoconducto" para que me soporten.


Realizas algún ejercicio o "ritual" antes de entrar en directo?

Una pequeña prueba que yo llamo "pre-presentación" del programa o entrevista en cuestión. Esas pocas frases me sirven para darme cuenta de cómo está mi voz, y me proporcionan información para saber cómo debo hablar. 

También, otro truquito es escuchar la voz  (charlando con ellos a micro cerrado) de mis invitados para que la mía sea complementaría y no igual a la de ellos.

¡Ah! y repetirme  "EVITA LAS RISAS; ríete solo lo justo" unas mil veces antes de empezar.


Qué crees que hace a un buen presentador? Que cualidades debe tener?

Su total falta de ánimo protagonista. Nada de endiosamientos. Con toda la modestia del mundo, acometer una entrevista concediendo el poder a quien entrevistas.

Ir procurándose una cultura gigantesca en todos los ámbitos, sobre todo si no eres un  presentador especializado, para que la persona entrevistada confíe en tí , se abra más, se sienta  a gusto y te salga una entrevista inolvidable por la que puedan felicitar...¡A TU ENTREVISTADO, NO A TÍ!

Hacer los deberes: aunque sea unos minutos antes , preguntar con toda honestidad al invitado por sus temas favoritos, que te sugiera qué asuntos desea recalcar, y desde luego ¡¡memorizar los datos fundamentales a toda costa!!. Y a hablo, incluso de su nombre ( un buen cartelito ayuda mucho).
Saber echar capotes a situaciones embarazosas , de silencio, de fallo técnico o cualquier otro revés ¡¡aconsejo sinceridad y humor!!.

De todo lo anterior, creo que lo fundamental es la capacidad de anticipación: saber escuchar con la suficiente picardía como para darse cuenta con antelación cuándo un invitado se está metiendo en un jardín espinoso, o se le han acabado las ideas, o ha perdido el hilo, o simplemente, es sintético y no analítico.


Qué consejo darías a alguien que está comenzando en el mundo de la locución?

Que haga este simple ejercicio ( hay muchos más, claro).
Se piensa una frase sencilla, y se intenta decir, por una parte en los tres niveles del lenguaje (coloquial, medio y elevado), por otra parte, imaginar que se la dices a un extranjero, a un niño y a una persona dura de oído.
Por supuesto, las seis opciones se graban y se escuchan unas 70.000 veces hasta que uno queda satisfecho.

Para acabar, escuchar a otros locutores pero con un fortísimo espíritu crítico, buscando los defectos que uno no desea tener.

Cuando alguien empieza el arduo camino del dominio de una técnica, la condescendencia no conduce a nada.

No abandonarse a las modas imperantes.

Y , por supuesto, si realizas estudios reglados, esforzarse al máximo, aunque te toquen profesores horribles  - que también los hay-, seguro de que esa horripilancia, se puede sacar algo bueno.