24.11.14

Consejos para estudiar canto clásico

A continuación os facilitamos en un post más consejos que participantes en la serie de entrevistas "Cantantes del siglo XXI" Esperamos que os sean útiles sus preciosas y precisas reflexiones. Todos responden a la misma cuestión:

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a estudiar canto? 

Sobre todo, si les gusta, deben tener mucha paciencia y tenacidad. Escuchar a muchos cantantes, sobretodo en directo a ser posible, aprender de ellos tanto lo que hacen bien como lo que hacen mal. No fiarse de maestros o maestras que les digan que todo está bien y que cantan de maravilla, es falso. Y sobretodo, no rendirse jamás y trabajar muy duro.
(ANNA BASSAS) 

Que aprendan mucho solfeo aplicado al canto, que es diferente al de otro instrumento, que tengan mucha paciencia y confien mucho en su voz y en ellos, y no en las cosas que les digan externas, incluso a veces algunos profesores, que estudien mucho las obras, que aprendan idiomas, que aprendan a estar en contacto con como va el mundillo, a viajar mucho y acostumbrarse a estar lejos de su familia...a anteponer a veces la profesión a la vida privada, que tengan mucha disciplina vocal y que hagan deporte, que cuiden la alimentación, que se chequeen mucho las cuerdas vocales, que sean serios en la profesión y en el estudio..ufs tantas cosas!! Vamos lo que le digo a mis alumnos jajaja
(ROSINA MONTES)

 Lo primero que les diría es que es un viaje apasionante por el que merece la pena tener y buscar un buen guía para disfrutar al máximo de todos los paisajes. 
(TERESA ALBERO)

 Que no pierdan la ilusión por cantar y hacer música y si algo no les gusta que sigan buscando.
Que no confundan “cantar bien” con “ser famoso”, que no siempre van de la mano. Pero si aprenden a catar bien, seguro que de un modo o de otro consiguen hacer buenos conciertos y ser felices cantando.
Y  lo mas importante, que nunca descuiden su vida personal que es lo que les va a mantener los pies en tierra y no va a dejar que se vuelvan locos.
(MARÍA JOSÉ VELASCO)