28.1.15

La música en el mundo académico y profesional. Manual de orientación

Encarnación López de Arenosa en las últimas palabras del prólogo de este maravilloso manual, cuyo título es el mismo que el de este post, de casi cuatrocientas paginas escrito a la limón por Luis Ponce de León y Pilar Lago (Editorial CCS), resume y da en el clavo cuando afirma que "pone todos los dedos en todas las llagas del maltrecho cuerpo de los conservatorios".

Una tesis doctoral como de la que proviene este fundamental texto que versa sobre todo lo que rodea a la orientación laboral es un texto serio, científico, objetivo y que creo que se adelanta a esa futura asignatura, constituyéndose en un manual de referencia sobre esta materia. De hecho, cuenta con "ventaja" en tanto que sus autores han trabajado en una comunidad, Madrid, que legislativamente, en este aspecto, va por delante al haber regulado los departamentos de orientación en los centros de enseñanzas artísticas.

En un anterior post de este blog os compartimos la ponencia que ofrecí sobre temática afín y ya la calificamos como "una asignatura pendiente". Me alegró mucho comprobar que, coincidencia, es exactamente el título de uno de los capítulos.

El libro consta de varias partes fundamentales, una primera describiendo los estudios y las muy diversas profesiones relacionadas con la música, con interesantes e ilustrativas entrevistas a profesionales; una segunda parte desde la página 161 explora las concepciones sobre la orientación, describe la realidad de los conservatorios y ofrece estrategias de mejora. 

Estos capítulos finales son muy recomendables para profesores, ya que ofrecen un sinfín de recursos, hasta una programación de esa asignatura, y actividades para ayudar a los alumnos a enfocar su futuro profesional. Muy completo los anexos y la bibliografía. 

En las conclusiones se afirma que todos los agentes de la comunidad educativa deben comprometerse con una verdadera formación integral que no se limite al dominio del instrumento y conceptos teóricos, sino que ayuden a encontrar respuestas y caminos a los estudiantes. No es otra la finalidad de contar con orientación laboral en los conservatorios. Mucho que ganar y nada que perder!

Montse Sanuy, en otro texto del mismo libro, dice que es obligación de alumnos y profesores reconocer las equivocaciones. Las autoridades educativas se han equivocado de pleno al no dotar aún en el marco estatal a los centros de música y danza de departamentos de orientación que ayuden a nuestros estudiantes a hacerse una imagen ajustada de la realidad a la que se tienen que enfrentar en el mundo profesional. Ha llegado ese momento y no se puede demorar ni un curso más.