21.2.16

El parto de las cantantes

En este post me gustaría compartir mi experiencia como cantante y madre y algunas de las impresiones que me han transmitido otras colegas que cumplen el doble requisito, cantar profesionalmente y ser madre -primeriza o no-. 

Muchas de nosotras hemos realizado un entrenamiento de la musculatura de la cincha abdominal (recto del abdomen, oblicuos, costales, intercostales, etc...) en orden a tomar dominio automático de la musculatura implicada en la respiración. 

El parto tiene dos grandes fases: una primera de dilatación, en la que se abre el cuello del utero para dar paso a la fase de expulsión, en la que el bebe nace. En la primera fase se sufren las "temidas" contracciones que se aprenden a minimizar en la medida de lo posible con ejercicios de respiración. Las mamas cantantes suelen padecer las contracciones durante más tiempo, en mi caso fueron treinta y seis duras horas, y creemos que se debe al tono muscular que tiene toda esa zona, más potente en el caso de las que han trabajado la respiracion intensivamente, esto dificulta una relajación mayor. 

Sin embargo, en la fase segunda, la del expulsivo, las mamas cantantes cuentan con una gran ventaja y una mayor conciencia para hacer los pujos, lo cual suele traducirse en que el bebe nace tras unos pocos empujones, menos que en los casos habituales y esto hace que la cabecita salga menos "deformada".