9.10.16

Vicente Mañó: el amor por una profesión

Vicente Mañó ha sido promotor y productor de espectáculos de artistas como Loquillo, Leyva, Camarón, Mecano, Niña Pastori, Maná, Miguel Bosé, Marlango, Paco de Lucía, David Bisbal, Presuntos Implicados y un impresionante etcétera. En su publicación "Así funciona el negocio de la música" habla de la necesidad de profesionalizar la formación de la música moderna. En este sentido,

¿Qué crees que se debería hacer?
En realidad se puede hacer poco; hoy los artistas tienen medios a su alcance para grabar con cierta facilidad y publicar o subir a las redes sus proyectos, lo cual hace que haya mucho producto deficiente circulando en el mercado. 

Muchas personas no habrían tenido la oportunidad de escuchar en directo a grandes artistas en su ciudad sin su labor. ¿Cuáles son los componentes esenciales de un trabajo profesional en el ámbito de la producción de grandes conciertos?
Son muchos y variados. Difícil enumerarlos todos. Se reduce fundamentalmente a cumplir la ley de espectáculos públicos en materia de seguridad, aforos, certificados de instalaciones, planes de emergencia, y un larguisimo etc., por otro lado es importante tener buen "ojo de pescador", y elegir adecuadamente el artista que en ese momento goza de demanda en el mercado.

¿Cómo fueron tus inicios en este apasionante mundo? 
Empecé como en todo, montando pequeños shows y a partir de ahí crecer poco a poco, no sin tener algún tropiezo que otro, necesarios para aprender.

Explicas en tu libro que la profesión de manager es fundamentalmente vocacional. ¿Qué lleva a una persona como tú a dedicar todo su tiempo y energía a esta profesión? 
Ser manager parte de la base de ser un buen melómano, un amante de la música, que se apasiona con los músicos y sus proyectos.

Basándote en tu experiencia ¿Qué debe tener un artista para que despierte en ti la necesidad de luchar por su proyecto? 
Talento.

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota simpática que te venga a la memoria que tenga que ver con tu desarrollo profesional. 
Son tantísimas que resulta difícil elegir una. En bambalinas, en back stage, ocurren muchas anécdotas que la gente no ve, y son ya 30 años entre ellas. Elegir una me resulta complicado.

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con la música?
Mi relación con la música se basa en el amor por una profesión muy singular, donde el arte es el eje de todo movimiento, y eso despierta pasiones.

Más información: