21.3.13

Cada voz es un mundo

En muchas ocasiones me preguntan por qué no pongo ejercicios en el blog y no lo hago por una cuestión de principios. 

Parafraseando el dicho popular:  "Cada persona es un mundo" comienzo este post porque al igual que las personas, las voces tienen particularidades y características tan personales y únicas que es difícil, en muchas ocasiones, dar ejercicios particulares porque como todo, depende del momento y circunstancias de los alumnos.

En este blog trato de ofrecer información de carácter general y por supuesto matizable ya que ahondar en cuestiones más concretas podría ser contraproducente para muchos de los seguidores que no trabajan bajo la supervisión de un profesor.

Al igual que no se puede generalizar con las personas no es posible hacerlo con las voces, en el canto como en cualquier disciplina no es posible el "Café para todos" ya que las líneas de trabajo serán muy diferentes en función de los aspectos que tenga que trabajar cada persona. La retroalimentación que te da el profesor es fundamental para adquirir la conciencia de una buena emisión y por ende para la adquisición de una buena técnica. 

En mi experiencia como docente he encontrado casos muy diversos, de personas con características físicas muy diferentes (personas con buena  o mala postura, con exceso de tensión y exceso de relajación, etc) y es ahí donde está el arte de esta profesión, el profesor debe ser capaz de establecer para cada alumno unas líneas de trabajo en función de lo que considera prioritario en cada momento.

Hago esta reflexión porque me encuentro cada vez más tutoriales, ejercicios y consejos colgados en la red y desde mi punto de vista todo es bueno o malo dependiendo del momento y de la persona. Soy partidaria del empleo de las nuevas tecnologías como complemento al trabajo que se hace en la clase de canto (que además puede hacerse on-line) pero la atención al alumno siempre debe darse de una manera personalizada. No hay duda de que hay muchas cosas que se pueden aprender (idiomas, partituras, grabaciones, etc) con ayuda de la red o de un aula virtual como hago yo a través de www.vocalcenter.es pero no se debe pensar que se puede sustituir por una buena guía.

Pongo un ejemplo, hacer ejercicios de agilidad es bueno, pero si antes no se saben ligar dos notas seguidas es posible que los resultados sean nefastos porque el alumno puede hacerlos de una manera tensa generando así una mala memoria muscular y por lo tanto vicios que después serán más difíciles de corregir. 

Apelo al sentido común, la implicación y el estudio personal es fundamental pero sobre todo,  en las primeras fases del aprendizaje, es fundamental una buena guía y un buen feedback a través de un profesor.