28.11.13

Cuánto vale tu futuro?

Si no riegas, no florece!
O cuánto vale tu éxito? O cuánto cuesta la vida que deseas? 

Si tienes claro lo que te gusta y lo que te hace feliz, enhorabuena! Es ya un gran paso. El noventa por cien de la gente no sabe qué es lo que realmente quiere en la vida. 

Una vez sabes lo que quieres y eres capaz de visualizarlo claramente tan sólo tienes que establecer un plan de acción, plantearte un camino que te lleve desde donde estás hasta donde quieres llegar. Y es importante que te establezcas metas a corto, a medio y a largo plazo. Esto te ayudará a delimitar qué tareas y objetivos debes cumplir en cada una. Por ejemplo, si todavía no te sientes seguro/a cantando sobre un escenario no deberías plantearte llamar a las puertas de una sala grande. Cada cosa en su debido momento! :)

Supongo que si lees este blog es por que te encanta la música y el canto como a mí. Pero eres tú el que tienes que definir en qué va a consistir tu éxito y no dejar que el azar u otros definan qué es lo bueno para ti. 

Cuando busco un profesional que me solucione un problema (por ejemplo, un escape de agua en casa), más que ver el precio veo si finalmente he encontrado la persona que me lo ha resuelto y cuánto me hubiera costado no solucionarlo. Por eso, aunque a todo el mundo les parecen caros los fontaneros, cerrajeros, electricistas, etc... yo los pago con gusto porque me costaría mucho más tirar la puerta abajo, achicar la casa de agua, reponer muebles, etc...

En conclusión se ha de ver lo que uno paga en relación con los beneficios que obtiene y en comparación a no haberlo pagado.