28.10.14

Acompañamiento al piano para cantantes, por Alfredo Goncalves, autor invitado


Alfredo Goncalves
Hoy tenemos un nuevo autor invitado en esta bitácora, Alfredo Goncalves, pianista, experto en música moderna, arreglista y productor musical venezolano, que nos explica un ramillete de cualidades que debe reunir un pianista que quiera dedidarse a acompañar a cantantes. 
 
El acompañamiento de cantantes para un pianista joven o poco instruido en el asunto puede resultar muy complejo y en algunos casos hasta incómodo, lo cierto del caso es que a la hora de acompañar cualquier obra por muy sencilla que sea comienza a generar ansiedad e inseguridad al no tener control total de tal situación; y justamente estos asuntos son los que construyen las fallas que seguramente ocurrirán al ensayar o presentarse, sin embargo todo se puede trabajar y corregir si sabemos a donde debemos conducir.

Muy bien, lo primero que quiero destacar es que de entrada como pianistas se debe trabajar en muchos aspectos en nuestra formación musical, así que no te sientas mal si en más de una ocasión te has disgustado por notar que no estás haciendo el trabajo que sabes tienes que hacer, lo importante ahora es, ir edificando tu musicalidad o tu intuición musical tan importante para el músico, por eso quiero darte un buen consejo para tu desarrollo absoluto “lo más importante en la música es aprender a escuchar”, recuerdo que en una ocasión mi profesora de piano me revelo estas palabras y no lo entendí hasta mucho tiempo después de modo que intenta entender esta premisa, por otro lado, el acompañamiento pianístico se basa en proveer un soporte o complemento armónico al solista, ya sea este un cantante, un instrumento de viento, etc.

ACOMPAÑAMIENTO AL PIANO
El pianista acompañante debe tener unas condiciones específicas que lo dirija al control total de lo que ocurre en el escenario, como si de un director musical estuviésemos hablando pero recordando que la función del cantante es defender la pieza, canción o cualquier obra ya sea popular o clásica que se esté ejecutando; estas cualidades que debe conseguir el pianista acompañante son: Flexibilidad, Preparación y Seguridad.

Flexibilidad: El pianista debe ser flexible, me refiero en el plano musical, esto quiere decir que el tempo, la forma de llevar la pieza y toda la expresión artística se debe dejar a cargo del solista.

Preparación: La preparación es muy importante pero no es solamente memorizar la parte del piano, ese es un error muy común para el acompañamiento pianístico que desemboca en quedarse en blanco y perderse, por esa razón la preparación debe incluir todos los aspectos de la pieza, conocer y poder cantar la melodía que ejecutará el solista, dominar todos los acordes que acompañan esa melodía y la ejecución pianística, definir los aspectos técnicos como digitación, sonido, etc.

Seguridad: Si has trabajado en la preparación debes estar muy seguro de que harás un buen trabajo, sin embargo, pasara un lapso de tiempo antes de que te arriesgues a acompañar un cantante sin ensayar, por eso te recomiendo que ensayes con tu solista, de esta manera consigues afianzar tu seguridad escénica.

En fin, si comprendes e internalizas la obra estarás tan relajado y tranquilo el día de tu presentación que sabrás que tu ejecución estará a la altura, harás un excelente trabajo y además si todo va bien, tendrás todo el reconocimiento que te mereces por el esfuerzo que has realizado.