10.4.16

"El buen intérprete no conoce techo", Juanjo Fornás en "El actor y su voz"

Hoy tenemos en nuestra serie "Los actores y su voz" al actor de musical y cantante valenciano Juanjo Fornás. Espero disfruten con los conocimientos y experiencias que nos comparte:
¿Cuál es el origen de tu vocación?
El origen de mi vocación se remontan a la infancia, cuando notaba como se detenía el tiempo cuando cantaba y actuaba. Poco a poco fue aumentando la pasión por esas dos disciplinas y el tiempo hizo el resto.

¿Crees que es importante trabajar la voz?
Trabajar la voz, más que necesario, es imprescindible. Como todo oficio, requiere de una formación. Así que, si se quiere llegar a un nivel pofesional, la formación ha de ser contínua y para toda la vida.

¿Qué haces para cuidar tu voz?
Para cuidar la voz, lo primero a lo que nos debemos enfrentar los cantates, es a cuidar unos habitos diarios de higiene vocal y huir de aires acondicionados, bebidas frías y controlar los volúmenes al hablar. Sobre todo de cara a una actuación, máximo silencio y descanso físico y mental.

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?
Pues es increíble las maravillas que se pueden hacer con un instrumento como la voz, cuando con el paso del tiempo vas aprendiendo cosas nuevas. No hay límites para la voz, si dedicas un tiempo diario a jugar con ella.

¿Realizas algún ejercicio o "ritual" antes de actuar?
Siempre es importante un buen calentamiento, en primer lugar, físico y después vocal. Cerca de unos 20 min sin forzar la maquinaria, suave de menos a mas.

¿Qué hace a un buen intérprete?
El buen intérprete no conoce techo, siempre se esta reciclando en su formación y renovando sus posibilidades. Pero sobretodo, SENTIR LO QUE SE CANTA.

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo escénico?
Lo primero que debe hacer alguien que empueza es asegurarse de recibir formación adecuada, tener muuuuy claro que es su vocación (eso se lo recomiendo a tod@s los oficios) y sólo así, el trabajo duro, las alegrias, las decepciones y toda la inestabilidad emocional que esta profesión conlleva, serán más llevaderas. Es entonces cuando los resultados aparecen y siente que merece la pena.