17.8.18

Paloma Lirola: "El secreto está en trabajar"

Hoy entrevistamos a Paloma Lirola, ganadora de nuestro concurso virtual internacional de canto.

¿Cuál es la primera experiencia que recuerdas con la música?
La primera experiencia memorable con la música fue con 6 años aprendiendo a tocar el órgano. Me colgaban las piernas del taburete. Lo recuerdo como algo muy divertido. Las notas eran colores. Más tarde, las letras del cifrado americano. 

Con 8 canté por primera vez en directo "A quién le importa" de Alaska y Dinarama, en la fiesta de fin de curso del colegio. Inolvidable. Aún conservo los pendientes ochenteros que llevé puestos. 

¿En que momento decidiste que querías ser cantante?
Desde que estudié en el conservatorio quise serlo y lo fui durante mucho tiempo dentro de las cuatro paredes de mi habitación.

Pero fue definitivo cuando hice la primera prueba de sonido y posterior primer concierto en el que canté con una banda de rock. Ahí pensé: "de aquí no me baja ya nadie". Fue todo un evento. 

¿Qué personalidad musical crees que te influyó más en tus comienzos?
La de toda la música que se escuchaba en mi casa. Desde música Clásica, Flamenco, pasando por el Swing y llegando a los cantautores. En mi adolescencia escuché muuuucho Pop, nacional e internacional. Pero al final acabé cantando Rock al principio y Jazz posteriormente.

¿Cuáles son tus cantantes o músicos favoritos?
La Martirio, Anita O'Day, Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Freddy Mercury, El Kanka, Bruno Mars, Ernesto Aurignac, Claire Waldoff... 

¿En qué repertorio te sientes más a gusto en la actualidad?
Tengo un nuevo repertorio, cargado de clásicos en español, tanto latinos como canción popular andaluza. A éste le he añadido canciones propias y confieso que me siento muy a gusto cantándolo.

El repertorio de standards de Jazz me es muy familiar, llevo cantándolo mucho tiempo y forma parte de mi identidad como cantante.

Cuéntanos, por favor, alguna experiencia o anécdota que te venga a la memoria que tenga que ver con tu voz o tu experiencia profesional.
Desde que empecé a cantar regularmente y de forma profesional, no volví a coger anginas, ¡y yo era de tenerlas dos veces al año!

Mi experiencia me dice, hoy en día, que estudiar técnica vocal es, primordialmente, deshacerse de los malos hábitos que hemos ido adquiriendo con los años. Cuando somos bebés tenemos la capacidad perfecta para la emisión vocal. El estrés, los complejos, los miedos... hacen que nos vayamos deformando y usando mal (abusando) de una herramienta/instrumento que nació siendo perfecto. Quitarnos esas manías es primordial para liberar la voz. A partir de ahí, se abre un mundo de posibilidades vocales. 

¿Qué opinas de la situación actual de los músicos y los cantantes?
Creo que el que resiste en esta profesión está movido por una profunda pasión y dedicación. A menos que tengas un golpe de suerte, el secreto está en trabajar, no entendiéndolo solo en cantidad sino en calidad. Creo que hay grandes intérpretes y compositores que, a veces, están eclipsados en los medios por gente con más likes que talento. Pero esto fue siempre así. 

¿Qué consejo o recomendaciones darías a los que empiezan ahora a cantar?
Si crees en lo que en lo que haces, continúa con tu trabajo de hormiguita. Lo importante es forjarse una carrera  sólida, no tratar de conseguir la fama. 

¿Quieres añadir algo más sobre tu relación con la música?
La música me hace feliz. Me cura de muchas tristezas y me mueve a ser mejor cada día. 

¿Dónde pueden hallar nuestros lectores más información en la red sobre ti?
En mi página web y mis redes: