La Trapería, una ópera con una temática de gran calado social

Hoy conversamos con un maestro de la composición musical, D. José Lázaro Villena sobre una de sus obras.

La Trapería trata un tema de gran calado social, la drogodependencia, ¿cómo surgió basarla en esta temática?
Hace ya muchos años, en un viaje a Nueva York. Vi lo que todavía en Valencia no parecía estar presente. Salvo algún alcoholizado, por la calle no aparecía lo que vi en esa gran urbe: personas, muchas jóvenes, drogándose en plena calle. Esa estampa me impactó bastante. 

Esa situación aparece desarrollada en la justificación adjuntada en la partitura y en la reducción para piano. Yo era joven y con poca capacidad para admitir ciertos descuidos sociales.

¿Cuánto tiempo le llevó componer La Trapería?
No sabría calcularlo. Sí recuerdo que sentí necesidad de hacer algo pero no sabía cómo abordar la denuncia del problema. Ya en Valencia, poco a poco fui escribiendo sobre el asunto y un día me dije “yo soy música ¿por qué no hacer una ópera sobre el asunto?”. 

Así, con los apuntes de lo que en un principio pretendía hacer, una novela corta, realicé un corto libreto y acto seguido fui dando vida musical a los personajes. La obra la pensé, también lo recuerdo, para el Conservatorio de Valencia; por eso la instrumentación es tan corta y ni siquiera aparece percusión. 

Con tal fin, deposité el primer apunte en el departamento de la clase de canto. Pero en aquellos años, bien por falta de interés o bien por falta de alumnado suficiente, aunque algunos muy capaces, decidí que insistir era darse contra un hecho imposible. Ese desistimiento me sirvió para, posteriormente, realizar algunas correcciones. Es cierto: “no hay mal que para bien no venga”. 

Hoy, la obra ya está fuera de contexto; pero eso suele pasar mucho, en Valencia. En otros lugares no sé pero aquí, bastante.

¿Qué destacaría del proceso compositivo de la misma?
En él estuvo presente mi conocimiento de las voces. No profundo pero sí bastante amplio. En esa época formaba parte del Orfeón Universitario de Valencia y allí trabajábamos con una muy adecuada exigencia. 
Durante los muchos años de mi presencia activa en él, siempre utilicé la práctica al servicio de ese conocimiento.

¿Cuáles son las líneas argumentales principales de la trama?
El argumento trata de mostrar a la sociedad la tragedia humana y lacra social que representan las adicciones.

¿A qué tipo de alumnado iría dirigido un montaje de esta ópera (tramos de edad, tipo de estudios…?
En realidad, la obra está realizada para ser representada por personas de corta edad. No obstante, va dirigida a todos los inmersos en el problema o con riesgo de caer en él. 

Debemos tener presente que más allá del café o el té (a mí me gusta el café y por eso lo digo), cualquier estimulante, a no ser por prescripción facultativa, sobra.

¿Hay motivos temáticos musicales recurrentes?  
Sí. Aunque para verlo debemos oír toda la partitura. No obstante te diré que la trompeta está presente cuando se alude a situaciones muy tensas y también en las trágicas. La obra, dada la temática, presenta el ambiente propio de la derrota acompañado también del de la tristeza. 

¿Cómo describiría el papel de las voces en La Trapería? 
Las voces no tienen el protagonismo propio de las óperas tradicionales. Hay recitativos pero he tratado de evitar las arias aunque, como es natural todas tienen, también el coro, un papel fundamental en el discurso. 

Otra cosa sería algo impropio. Procuré que sirvieran, siempre, al texto y no al revés. 

¿Pensaba en algún tipo de voz en concreto, algún cantante particular o cantantes resonaban en su audición musical interna cuando la componía?
No. Al principio dudé si asociar al trapero (Haslo Rex), actor principal, a la voz de tenor o a la de bajo; pero al final decidí que lo adecuado era personificarlo en el bajo. 

Sin duda, eso dificulta su representación (hay más tenores que bajos),  pero lo  pensé así y trabajé la partitura con esa exigencia.  

¿Subrayaría algún momento en concreto que le parezca especialmente importante?
Una cosa que lo digo, creo recordar, en la justificación aludida en la primera pregunta. El título: La Trapería. ¿Por qué ese título…?. Cuando empecé a ordenar el libreto me surgió el problema del título. Lo dejé correr pensando en que, en algún momento, me llegaría a la cabeza. 

Este fue el hecho: En el trayecto de mi casa al conservatorio, todos los días veía una trapería cercana a la autovía de Ademuz. Era bastante llamativa. En su perímetro almacenaba cartones, planchas metálicas, cajas… en fin… todo lo que los traperos recogían por las calles. 

Un día pensé (estoy hablando de la época en la que no habían instituciones ni personas suficientemente sensibilizadas con el problema), en eso: una trapería pero en ella, el trapero, en vez de trastos, debía recoger a víctimas de la droga con el objeto de, al menos, darles una cierta protección. Esa es, simplemente, la justificación del título La Trapería. 

¿Dónde pueden nuestros lectores hallar más información sobre la obra?
En mi página Web: JoseLazaroVillena.com. Entrar en ella, pulsar en ORQUESTA y luego en el título. Podréis bajaros el libreto: está en PDF. También tenéis el enlace con la editorial y hasta podéis oír lo obra, aunque con sonido virtual.

BONUS:
José Lázaro Villena: Método para Guitarra

Nuevo:

Clases online de Perfeccionamiento en Técnica Vocal

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Profesora online Máster Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Asesora vocal FremantleMedia TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. (+34) 651315263
Instagram