Pablo Manzano: Formarse bien es el consejo más importante

Hoy damos cabida en nuestra página a un locutor excepcional, Pablo Manzano que nos ilustra con sus consejos y sabiduría

¿Qué hace a un buen presentador?   
Son varios aspectos, que tienen que dominarse e integrarse como si fuesen un todo indivisible. Por un lado, en la mayoría de los casos es importante sonar cercano y amable, como un amigo. El espectador debe sentirse a gusto con nosotros, como con un calzado cómodo que no quiere quitarse. Eso se consigue transmitiendo cierta intimidad, hablando de tú a tú al oyente, sin formalismos. Sin embargo, también debemos transmitir que lo que le estamos contando tiene un valor. Para esto, tenemos que hablar desde una actitud de autoridad es decir: sonar seguros y firmes en lo que contamos.

Uno de los grandes descubrimientos científicos para el mundo de la comunicación fue el de las neuronas espejo. Cuando vemos a alguien que exhibe sinceramente una emoción, en nuestro cerebro se activan las mismas áreas que si esa emoción hubiese surgido originalmente en nosotros. Es decir, nos contagiamos. Por eso, el tercer pilar fundamental del buen presentador es transmitir una emoción sincera. Entusiasmo, interés, curiosidad, alegría, intriga, tristeza... sea cual sea la que corresponda al momento, tiene que estar presente en lo que emitimos.

De ese modo, se la pegaremos al espectador. Pero sólo si somos sinceros. Si no lo somos, quien nos ve se dará cuenta, y nos identificará como malos actores de teatro, restando crédito a nuestro mensaje.  Por último, es esencial evitar la monotonía y conseguir que no haya pesadez. Lo primero se consigue con cambios de ritmo e intención, que deben ser frecuentes para mantener el interés. Lo segundo, haciendo que las sílabas no duren demasiado: que no parezca que estamos hablando a un extranjero o que vamos a una clase para aprender a pronunciar. De nuevo es un equilibrio, entre sonar profesional y a la vez vivo.

¿Crees que es importante trabajar la voz?   

Me parece fundamental. Al igual que los cantantes, los locutores utilizamos nuestra voz, y no hay otro modo de hacer bien el trabajo que aprendiendo a controlar el instrumento. Sólo así sabes lo que estás haciendo en cada caso y por qué. Desgraciadamente, este tipo de formación lleva en declive algunas décadas, y eso es porque el nivel de exigencia de los propios medios de comunicación ha descendido.

¿Qué haces para cuidar tu voz?  

Lo más importante es timbrar bien: emitir la voz de forma que resuene en esa maravillosa caja de resonancia que es nuestro cráneo. De ese modo, siempre se nos oirá, y nunca hará falta gritar (forzar las cuerdas vocales). Además, nuestra voz sonará más bonita.  Otras medidas importantes del cuidado de la voz son: evitar los espacios con humo y los ambientes muy fríos, y beber agua con cierta frecuencia para mantener la hidratación.

¿Cómo has notado que evolucionaba tu voz conforme a tu experiencia?   
El cambio más importante ha sido tomar conciencia, poco a poco, de que hablar demasiado alto hace que la voz se aplane y se vuelva muchísimo más fea. Manteniendo cierta suavidad en la emisión, la riqueza de armónicos es mayor.

Controlar esto no es fácil: si por ejemplo me piden una locución muy alegre y festiva, de manera intuitiva hablo más alto, y es fácil que me pase de la raya. Y si intento evitar el exceso, puedo acabar relajándome y perdiendo un poco la energía necesaria para ese tipo de encargo. Encontrar equilibrios así es la clave en el día a día del trabajo.  

¿Te gusta cantar?  
Sí, aunque no soy cantante, a veces canto. Tengo sobrinos, y de bebés, me he divertido mucho cantándoles canciones. Seguramente lo hago muy mal, pero me esfuerzo en no desafinar y en sonar amable.  

¿Realizas algún ejercicio o "ritual" de calentamiento vocal?  
Sí. A veces, antes de grabar, noto los músculos de mi lengua y mis labios torpes, un poco rígidos. Así es difícil pronunciar adecuadamente, por lo que bebo agua para lubricar y hago estiramientos de mandíbula abriendo mucho la boca; luego desplazo la lengua por todos los rincones de la boca.  

¿Qué consejo darías a quien comienza en el mundo de la locución?   
El primero y más importante es formarse bien. Para ello hay que elegir a un buen profesor. Yo tuve la suerte de encontrar a Carlos Infante, un maestro con una espléndida trayectoria en radio y publicidad, que para mi suerte decidió dedicarse a enseñar.  

No creo que pueda haber un buen desempeño profesional sin antes aprender a hacer bien las cosas. Esto, en un terreno artístico como el de la locución, conlleva una serie de sacrificios a corto y medio plazo: hay que dedicar tiempo y esfuerzo, ser paciente y tener fe. Y es imprescindible partir de la máxima humildad: reconocer que uno no sabe nada y que tiene que aprender. Desde ese punto de partida, el camino puede ser maravilloso, fascinante e ilusionante.

La perfección nunca llega, siempre queda algo que pulir. ¡Pero eso es lo que hace que esto sea interesante y divertido!

Invitamos a nuestros lectores a conocer más en su web: 

www.pablomanzanolocutor.com

Clases online de Perfeccionamiento en Técnica Vocal

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Profesora online Máster Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Asesora vocal FremantleMedia TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. (+34) 651315263
Instagram