26.11.10

Cómo cantar. Segunda entrega

Hasta que el aire pasa por las cuerdas vocales todos los seres humanos compartimos una misma anatomía que permite explicar la técnica de respiración a todos de una manera sencilla.

Las cuerdas (su tamaño, grosor, etc) determinan cómo se va a producir el sonido básico pero son las cavidades de resonancia las que van a caracterizar una voz.

El control de la columna del aire hará que ese sonido se vaya asentando progresivamente y la voz se vaya desarrollando de una manera flexible y coherente.

La labor de un profesor de canto es guiar al alumno en el descubrimiento de las sensaciones que se ajustan a una emisión adecuada porque la realidad es que las sensaciones fonatorias que se producen en la boca, la cara, la cabeza, son tan propias y personales de cada cantante que es él el que debe descubrirlas y contrastarlas con la ayuda del profesor que le ayudará a hacer la "foto" a la sensación para poder memorizarla y repetirla.

Muchas veces digo que la técnica de cada persona es su bagaje de sensaciones fonatorias que se corresponden con una correcta emisión.