El trabajo de las voces blancas en los coros



Por Isabel Villagar, Profesora de Canto

De sobra es conocido que los niños/as son capaces de desarrollar su voz y de afrontar retos musicales, así nos los demuestran experiencias como la de los pequeños cantores de Viena o las escolanías españolas (Monserrat, Valencia, etc...).

También es una de las competencias a desarrollar en las aulas de educación primaria y en la clase de coro de las enseñanzas elementales de música.

Estando legislada la formación vocal desde edades tempranas he observado que muchos coros infantiles en colegios o centros de enseñanza musical específicos carecen de una línea de trabajo coherente en la que se desarrollen los diferentes aspectos de la técnica vocal a través de actividades diseñadas para los niños. 

En muchas ocasiones el profesor/a responsable de estos coros no tiene suficiente formación vocal, pudiendo ser un profesor de instrumento y no un especialista en voz.

Estas carencias pedagógicas y hasta vocales del profesorado son, en muchas ocasiones. la causa de que los coros no suenen como "toca".

Y, ¿cómo tiene que sonar un coro de niños? 

Los infantes deben explorar su registro de cabeza para configurar la voz mixta y desarrollar de manera equilibrada su voz.

No se debe abusar del registro de pecho, de hecho se debe evitar que los niños canten notas agudas en registro de pecho por el consiguiente riesgo a dañar sus voces. Si se trabaja de manera equilibrada  poco a poco se ha de ir expandiendo la tesitura de los niños en función de las edades.

El profesor debe proporcionar un buen ejemplo vocal, puesto que los niños lo imitarán

Tanto para bien como para mal ya que a los niños no se les puede explicar la técnica vocal como si de adultos se tratara, se ha de hacer de una manera intuitiva y totalmente práctica.

Los ejemplos han de hacerse sin vibrato y haciendo la voz lo más "pura" posible, porque será la base de inspiración de los niños.

He escuchado demasiadas actuaciones de coros de niños en las que sus profesores deberían haber transportado las obras al menos una cuarta ascendente.

Si los niños cantan mayoritariamente en las notas graves les será muy difícil desarrollar completamente su voz.

En el repertorio los niños han de sentirse siempre competentes, deben sentir que la pieza es fácil de cantar.

Deben sentir que las canciones son "fáciles" para ellos porque poco a poco su aparato vocal se irá desarrollando desde esa sensación de comodidad y facilidad.

Un exceso de tensión y preocupación será contraproducente siempre.

CANTA FELIZ!!!

Más contenidos en:
Facebook
YouTube
Instagram
Twitter

© Isabel Villagar, Profesora de Canto Online