Salvador Sobral en concierto

Hoy quiero hablaros de la experiencia de escuchar en directo a Salvador Sobral y su grupo en Peñíscola (ese "Algarve español", como el cantante en broma definió allí mismo). 

Sobral te gusta o no te gusta (no me cabe duda de que son legión los que empatizan musicalmente con él, pues la calidad y la humanidad expresándose abruptamente es así). Yo lloré escuchándole (de pura emoción y gusto, quiero que se me entienda :).

Su voz: de vibrato rápido y muy pequeño, muy característico de él (muy agradable), de inmenso control, de timbre o color muy cálido y personal, con gran extensión y ligereza a la hora de moverse por los millones de semifusas que derrama y desparrama :), de dinámica variada (dando muestras de grandes messa di voce, crescendi y diminuendi muy trabajados previamente). Sabe respirar y su música también respira.

Su estilo: destaco por su especificidad su "horror vacui musical", es decir, su gran gusto por la ornamentación melódica, casi rococó, permítaseme la expresión trasladada a la época actual, en el sentido de que sus mil y un recursos vocales le llevan a decorar muchos momentos que otros cantantes dejarían "vacíos", ya sea con vocalizaciones de estilo folklórico africano, glissandi, glosolalias, onomatopeyas, y nuevos recursos vocales descubiertos "sobre la marcha",... En suma: ¡improvisación vocal y creatividad natural (con una exploración y estudio de su instrumento previos, no me cabe duda) en estado puro, un scat único!

Una máquina "multi efectos", nada robótica en cambio, sí plenamente humana, de la que me gustaría destacar también su generosidad en las notas tenidas, las muy largas, algo no tan frecuente en la música actual. Es una prueba fehaciente de su rica técnica vocal, con la que conquistó al auditorio mediante la búsqueda y el logro de la captación de su "interés" segundo a segundo.

Destaca por ser una voz rara pero en el significado en inglés "rare", "única", un diamante vocal. Sobral y su banda hacen música en estado incólume, música de nivel profundo, música que sigue los impulsos, descontrolados o no, de la propia esencia musical. En una palabra, "personalidad" vocal y musical con mayúsculas. Él mismo se autocalificó hablando con otro músico, como siempre con gran sentido del humor, como "una diva del canto" :)

Lo suyo raya la adicción musical, permítaseme la expresión metafórica, un anhelo constante de vivir las tablas, sólo hubo que comprobarlo al final del concierto (ese momento que parecía que no iba a tener final, con varios "post finales" :) en la que, poseído por su química, (física y real, pues la música tiene ese "efecto" a nivel fisiológico) desgranó dos canciones entrelazadas acompañándose él mismo al piano, un momento de intimidad musical, de arrullo al público, de cuasi "nana" de despedida después de tanta expansividad vocal, imitando al final la voz de su cara hermana.

Un momento mágico de ayer, derivado de lo anterior, fue cuando se puso a interactuar con el pianista de manera improvisada -cambiando de zona tonal y modal si hacía falta-, explorando la resonancia por simpatía de los armónicos del piano (metiendo la cabeza cerca de las cuerdas, para así activarlas, sobre todo cuando la dinámica era fuerte), obteniendo sus propios concomitantes. Nuevos mundos sónicos antes inexplorados, en líneas generales.

Su puesta en escena: showman nato, cualquier elemento puede caber en la actuación, desde que se esconda detrás del contrabajo, o dé vueltas por el escenario, o disfrute bailando, o cite a los Simpson, o interactúe simpáticamente con alguien público, cual monologuista humorístico (un espectador que llegó tarde lo comprobó y provocó el buen "rollo" general, pues Sobral y sus músicos contagian su estado de fluir a su audiencia)... Su apariencia gestual espasmódica no es más que una manera de expresarse, de alumbrar su mundo interior espontáneo 100%.

Todo eso y mucho más sucedió ayer, siempre a la caza de la expectativa, de la atención del oyente (por descontado su sorpresa y hasta el susto), jugando con su audición activa, en un estilo de música que no es precisamente de la más fácil "digestión", no es McMúsica, sino todo lo contrario, sonidos "gourmet" de degustación lenta -te entran ganas al salir de seguir escuchando sus discos-. Una experiencia única siempre, no hace falta ir a dos conciertos para saberlo ;). Esto no quita las ganas de vover a escucharlo en vivo, pues es como más se disfruta su música.

Ayer dijo muchas veces una palabra: divertirse, él quería que el público se lo pasara bien, y doy fe de que sí lo consiguió: el auditorio silbó con él, cantó con él, bailó con él al final... Porque él se divierte también. Y la música, si no se disfruta, a mi modo de ver, no es música. Un directo, como tal, es y debe ser siempre vital, espontáneo, sincero, imaginativo, pura conexión...

Si Sobral fuera un pianista clásico podría ser el histriónico (en el buen sentido de la palabra) Vladimir Horowitz, y si fuera uno moderno, sería sin duda Thelonius Monk.

Os doy estas dos referencias imaginarias comparativas sólo a modo de comentario para los que aún no le hayáis escuchado en directo (experiencia que os recomiendo encarecidamente) sepáis a qué os "enfrentáis": a un genio, a uno de esos elementos de la naturaleza que se muestran "desnudos" anímicamente ante un escenario, y no provocan indiferencia en nadie.

Conversando ayer con su igualmente carismático pianista, Júlio Resende, (fino y profundo también, que igualmente me sacó unas lágrimas en una balada) y amigo de los tiempos anteriores a Eurovisión, de eso, de ello, de antes de "la cosa" :) como le llamó Salvador, comprobé su inequívoca compenetración musical cual piel y guante.

Felicito asimismo a los otros componentes de su agrupación, el batería Bruno Padroso (no mera percusión, sino una "voz" más dialogante, y el contrabajista, André Rosinha, "el guapo del grupo", como siempre en bromas, Sobral le llamó y preguntó "¿quién se levanta una mañana y decide que quiere ser contrabajista?": su sentido del humor es proverbial).

Se notan sobradamente "sus tablas", muchas, su oficio, su experiencia, porque un gran músico "se hace" sobre los escenarios, pequeños y grandes. Ya comprobaron a la sazón que sabían que haciendo música así, propia, totalmente proviniente de las entrañas, los que vinieran a sus actuaciones volverían con más amigos, vendrían de nuevo a sus conciertos con nuevo público. ¡El boca a boca de lo óptimo siempre es imparable!

Hablando ayer también con el programador del concierto coincidí en que lo importante de este tipo de festivales es que tengan una labor "post-concierto", que quede algo después, su impronta seminal: y no me queda duda de que este concierto será recordado por muchos, tanto los que allí residían como los que nos desplazamos muchos kilómetros para presenciar "el ritual ancestral de la música auténtica" que es Sobral cuando está "sobrado", cuando actúa "Soberbial", como adjetivé tomándome la licencia neologística en mi anterior post ;)

¡Música hecha desde la naturaleza interior 
del propio sonido y la emoción!

(A continuación el post anterior en el que invitaba a mis lectores al concierto).

Esta mañana he estado conversando con el programador del Instituto Valenciano de la Cultura en Castelló y me ha informado de que hoy precisamente se ha presentado el ciclo de conciertos del próximo Festival Internacional de Jazz de Peñíscola.

Todo un cartelazo porque entre grandes músicos internacionales destaca la presencia del ganador de la anterior edición de Eurovisión, el cantante portugués Salvador Sobral.

Destacar también la inclusión en la programación de la cantante Champian Fulton y del gran guitarrista, especialista en gipsy jazz, Fabián Barraza y el clarinetista Chema Peñalver, que presenta su último disco, Blowing the groove.

Los tickets se pueden adquirir en internet en el siguiente enlace.

¡Una cita ineludible para los amantes del jazz!

Más info:
Programa del Festival

Más contenidos musicales en:
*Página: Vocal Center:
*Grupo:


© Isabel Villagarprofesora de canto
Instagram

Clases online de Canto y Voz. Cursos en Valencia y Castellón

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Profesora online Máster Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro de la EVTA, European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Asesora vocal FremantleMedia TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión.