Flamenco para principiantes: una introducción a los principales bailes y palos

 Por: Redacción


Consejos para rendir homenaje a uno de los bailes y cantes más internacionales de España, el Flamenco




Manolo Sanlúcar, reconocido guitarrista de flamenco español y que es considerado uno de los más importantes en la actualidad, dijo que el flamenco es una filosofía, una forma de pensar y sentir de todo un pueblo que lleva por dentro una tradición histórica, un espectáculo de estética, estilo y disciplina que se lleva por dentro.


Y de seguro no se equivocó, pues bailar flamenco es un acto que transmite todo el sentimiento que inunda el alma del bailarín que, diestramente, coordina todo su cuerpo y mente para entregar al público una magistral interpretación de todo lo que este baile significa para quienes lo han heredado de generación en generación.


¿Qué es el flamenco?



Andalucía es la cuna del flamenco, declarado por la Unesco en 2010 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, que integra el baile, canto y la música de guitarra, ritmo que predomina a través de toda la pieza.


El flamenco es conocido por llevar el compás de los palos flamencos, su intensidad emocional y el movimiento de los brazos, además del movimiento de brazos, agitar frenético de una falda especialmente diseñada y el sonido estridente del taconeo, guiados a compás por el sonido profundo de la guitarra española.


El flamenco se da a consecuencia de una mezcla de mestizaje en Andalucía con los habitantes tan culturalmente diferentes de la región como los gitanos, árabes y cristianos; además de incluir partes de danzas africanas y caribeñas.



La técnica correcta para aprender a bailar flamenco



Para aprender a bailar flamenco lo primero que se debe hacer es preguntarse si se tiene la disposición y la paciencia para llegar a la meta.


En el flamenco el cante, el baile y la guitarra se fusionan en una sola expresión artística. El que baila, trata de interpretar los sentimientos que expresa el cantador. El baile se crea con movimientos de brazos y muñecas, contoneos, giros, zapateos, ritmos y contratiempo. 


A través de la percusión, el bailador ejecuta el zapateo característico del baile, que prácticamente se convierte en una parte más de la pieza musical. Quienes enseñan a bailar flamenco enseñan una secuencia para luego adaptarla al ritmo, la guitarra y el canto, en ese mismo orden, dejando margen a la improvisación.


Todo inicia con la postura corporal, donde es importante el dominio de los brazos, el movimiento de las manos con sus giros y no puede faltar el zapateado; para el que se hace necesario aprender técnicas de colocación correcta de piernas y pies.



¿Qué son los palos del flamenco?



Se conoce como palo a cada una de las variedades tradicionales del flamenco. Cada palo tiene su propio nombre, unas características musicales únicas que se llaman claves o modos, una progresión armónica determinada y unos esquemas rítmicos llamados compás y dentro de los más bailados se encuentran las seguirillas, la soleá, soleá por bulerías, las alegrías, fandangos, tangos y sevillanas.   


La alegría tiene igual compás que la soleá, pero más rápido y es un baile flamenco lleno de contrastes. También expresa una elegancia profunda, coquetería y gracia. Este baile flamenco tiene un ritmo marcado y animado que es muy contagioso.


La soleá es uno de los pilares del flamenco. El fandango proviene de una zona de Huelva y tiene origen árabe y portugués por lo que recuerda al fado. Las seguirillas presentan un baile solemne y sobrio, sin ornamentos que proviene del sentimiento triste y doloroso. 


El tango es uno de los más antiguos y lo más curioso es que cuando se hace más lento se le denomina tiento.  Las bulerías son el cante y baile más flexible. No hay ninguna fiesta flamenca que no acabe con sus bulerías. Al igual que las alegrías, las bulerías muestran un ritmo igual que la soleá, pero más trepidante. Y por último las sevillanas que es el más conocido y extendido. A parte de ser un baile en pareja.



Sobre algunos palos



Ahora, les vamos a dar algunos detalles de cada uno de los palos flamencos más importantes.



Alegrías


Si un estudiante se inicia en flamenco estudiando alegrías, tendrá que familiarizarse con todas las partes de la estructura del baile flamenco.


La alegría es uno de los bailes más completos y en su estructura incluye letras, falsetas, escobillas, llamadas y cierres. Por otra parte, el compás de la alegría representa una gran ventaja para quienes son principiantes, pues tiene un tempo moderado, ni demasiado rápido o lento.


La alegría se mueve a un compás de 12 tiempos y esto también brinda la oportunidad de aprender distintas maneras de trabajar con dicho compás, que ayuda para utilizar más adelante en otros tipos de bailes flamencos.



Bulerías



Las bulerías son el ritmo más acelerado del flamenco y por ello, no son tan fáciles de aprender a bailar con precisión. Sin embargo, son esenciales en cualquier repertorio de baile flamenco.


Cualquiera puede reconocer el ritmo de las bulerías pues estás llenas de humor y son muy alegres y jocosas. Tienen en común con las alegrías un compás de 12 tiempos, aunque la bulería es más flexible en su compás, que a menudo se marca en ¾ con acento en el tercer tiempo.


Las bulerías a menudo se interpretan al final de una presentación de flamenco y se conocen como fin de fiesta. También se interpretan al final de otros palos flamencos más serios, como la soleá.


Quienes aprenden a bailar bulerías tienen un buen principio para los demás bailes, pues ayudan a desarrollar el dominio del compás, la velocidad y la fuerza.



Fandango



Mucha gracia, donaire y señorío son las características del fandango, baile con un ritmo marcado y armonías melodiosas. Proviene del folclor nato de la provincia de Andalucía y se le categoriza en la rama folklórica del flamenco.


El compás del fandango es de 12 tiempos, que se dividen en 3/4 con acentos en el primer tiempo, o también en 2/6 con acentos en el primer y cuarto tiempo. A los bailarines principiantes, el fandango les ayuda a ejercitar y mantener una buena coordinación entre brazos y pies.



Tango



Pegajoso y a veces muy romántico, el tango flamenco es un baile apasionado y festero, que lo convierte en uno de los bailes flamencos más ideales para principiantes.


Hay varios tipos de tangos flamencos: los tangos de Cádiz (los más famosos), los tangos de Triana, los tangos de Jerez, los tangos de Granada, los tangos de Málaga y los tangos extremeños.


El compás del tango flamenco es diferente de los bailes que hemos visto hasta ahora, ya que es de 4/4. Esto es una ventaja para los que apenas inician, pues los pasos en ritmo 4/4 son más fáciles de aprender que los pasos en compás de 12 tiempos.


El tango flamenco es un baile muy accesible para la mayoría de la gente y ayuda a desarrollar la habilidad de hacer redobles, cierres y llamadas explosivas a una velocidad rápida.



Las Sevillanas



Las sevillanas se bailan en pareja y son un baile de galanteo y mucha gracia; alegres, coquetas y festeras. A pesar de que ciertos expertos no las consideran flamenco puro como tal, las sevillanas son parte del repertorio de casi todos los artistas de este baile.


El baile de las sevillanas se divide en cuatro partes y cada parte corresponde a una copla del cante. Los movimientos y pasos para cada parte de las sevillanas siempre son los mismos. Su compás es a tres tiempos y el acento se marca en el primero.



Las sevillanas resultan excelentes para aprender el lenguaje flamenco del braceo de forma fluida. Ayuda a desarrollar coordinación entre los diferentes movimientos de brazos, pasos y cambios de dirección en el espacio.


Los movimientos de las sevillanas se pueden adaptar muy fácil a otros bailes que tengan compás de 12 tiempos. Al aprenderlas, se adquiere un repertorio básico de pasos, braceos y movimiento que sirven para muchos bailes.



Soleá



La soleá es el lamento flamenco por excelencia. Su baile expresa sentimientos profundos de angustia, dolor. Es un baile de mucho dramatismo, intensidad y fuerza que se baila a un ritmo bien lento, y al final casi siempre sube su velocidad hasta culminar al ritmo de bulería.


Se considera a la soleá como la madre de los palos flamencos y está presente en el repertorio de todos los artistas. Tiene un compás de 12 tiempos e incluye todas las partes de la estructura del baile flamenco: letras, llamadas, escobillas, remates, cierres y falsetas.


Con la soleá es posible aprender toda la estructura del baile flamenco desde marcajes en las letras, movimientos de cuerpo en las falsetas hasta escobillas, cierres y llamadas; por lo que es una buena introducción a bailes más dramáticos del repertorio flamenco.


La soleá permite aprender acerca de interpretación y el compás con su tempo lento ofrece un fundamento fuerte para bailar todos los bailes flamencos de 12 tiempos.


Contenido relacionado:


Técnica vocal en el cante flamenco


La ruta de Camarón de la Isla


Experiencia +20 años, +10 en Clases Online de Canto y Voz*Técnica Vocal*Todos los niveles y estilos

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Académica de las Artes Escénicas de España. Profesora Máster online Pedagogía de la Voz Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Autora de las exitosas publicaciones: Claves de la Voz y el Canto, Guía Práctica para Cantar (núm. 1 ventas Amazon), Guía Práctica para Cantar en un Coro, La Voz sí que Importa, Cómo enseñar a Cantar a Niños y Adolescentes. Asesora vocal y Directora musical TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. 0034 651315263 "¡Cantad felices!"

de la creatividad al piano

Instagram