Soleá Morente, construyendo su propio legado musical en el flamenco actual

"Hija de tigre sale pintada", dice el refrán y con Soleá Morente queda más que comprobado, pues la exponente del flamenco tiene en su ADN música, baile y canto. 


Por: Redacción


La década de los 80 fue una donde se experimentaron más cambios de todo tipo que en cualquier otra durante el siglo pasado y para la música, significó la entrega de una niña de nombre Estrella de la Aura Morente Carbonell, nacida en Granada, de padres talentosísimos que habían recorrido escenarios a montón.


De nombre artístico Soleá Morente, Estrella es una cantante de flamenco español considerada una de las mayores exponentes del género, poseedora de un gran talento, herencia, ritmo y pasión, que le han valido para cosechar muchos logros adquiridos.



El talento, ¿se hereda o es algo adquirido?



Si hay algo que Soleá demostró desde pequeña fue un don natural para cantar flamenco, el cual es posible que le fuera heredado o que fuese motivado al ver cantar a su padre Enrique Morente quien, junto a su también artística madre, la bailarina Aurora Carbonell, inculcaron pasión e interés en ella para replicar el arte que sus progenitores practicaban a diario.

Fue así como, con solo cuatro años, esta talentosa niña sorprendía con su destreza para cantar canciones de Levante y tres años después inició grabando su primera taranta (una de las ramas del flamenco) con el guitarrista Sabicas, uno de los principales impulsores de la internacionalización del flamenco español.


Durante su adolescencia, la joven continuó desarrollando su talento al lado de Enrique, su padre, participando en uno de sus discos, titulado Omega, y realizando algunas de sus primeras actuaciones en vivo como el ofrecido en la gala para el Colegio de Médicos de Madrid.


Toda su frescura, sentimiento y dominio de las tarantas, soleas o seguiriyas quedó plasmado en su primer disco, de nombre Mi cante y Un Poema, lanzado en 2001, producido por su padre y que publicó con tan solo 21 años. El éxito fue rotundo, logrando convertirse en disco de platino. Ese mismo año lanzó su segundo disco, Calle del Aire, cuyas ventas lo convirtieron en disco de oro.



Un nuevo camino de éxitos con el inicio del nuevo siglo



La primera década del 2000 inicio con acontecimientos positivos para la cantante que, gracias a su voz tan poderosa, el éxito previamente adquirido y su origen andaluz, le hicieran merecedora a ser nombrada Embajadora de Andalucía, otorgado por el Instituto de la Juventud, además de participar en la banda sonora de la película Buñuel y La Mesa del Rey Salomón.


Luego de un receso profesional, lanzó su disco Mujeres en el 2006, el que llevaba como objetivo realizar un homenaje a mujeres relevantes e influyentes en la música del siglo XX.


Casacueva y Escenario fue su siguiente producción, un DVD de un concierto que realizó en homenaje a La Niña de los Peines y un documental realizado en las cuevas de Albaicín, su barrio natal. Ese mismo año colaboró también con la banda sonora de la gran película Volver, del director Pedro Almodóvar.


Luego de esto continuó su ardua labor con giras y presentaciones; sin embargo, la muerte de su padre en 2010 fue como un momento para hacer otro alto en su carrera y practicar algo de introspección que la sumió en una pena muy grande de la que se logró recuperar en 2012 con una nueva producción, más madura y llena de sentimiento con el álbum Autorretrato, de 15 temas en donde contó con la colaboración de Paco de Lucía, Pat Metheny y Michael Nyman, entre otros.



Amar en Paz, un homenaje a la música brasilera



Amar en Paz fue el título del álbum que Soleá Morente lanzó en el 2014, con el cual se encargó de dejar un legado y rendir un tributo a un ritmo musical del que ha tenido mucha influencia, la música brasilera. A dicha producción le siguieron Encuentro en 2016 y Copla en 2019.


El flamenco corre por las venas de esta gran artista ganadora de muchos premios como el Premio Ondas a la Mejor Creación Flamenca, el Premio de la Música al Mejor Álbum Flamenco y la distinción del Micrófono de Oro que otorga la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión de España


Es también poseedora de la Medalla de Andalucía y directora de la primera cátedra de Flamencología del mundo que se imparte en la Universidad Católica San Antonio de Murcia y en la Fundación Cante de las Minas de Murcia.


Si bien el ritmo flamenco es lo suyo, le encanta fusionarlo con otros estilos de música, que pueden parecer incompatibles, como el rock o la música pop y eso fue en lo que trabajó durante la producción de su álbum Enrique y Aurora, titulado en honor a sus padres.



Un álbum de amor, ira, felicidad y amargura



Con el sencillo “Iba a decírtelo”, Soleá lanzaba al mercado una nueva producción musical, Enrique y Aurora, un disco que tiene mucho de autobiografía y que sin duda alguna refleja mucho la evolución de la artista y su madurez emocional. El primer sencillo es una canción cuyas letras están enfocadas a transmitir al oyente la importancia de decir las cosas cuando aún hay tiempo, aquello que callamos y que se espera la oportunidad adecuada para hacerlo, sin saber si habrá tiempo para hacerlo.


Guitarra en mano y sola, en pleno confinamiento, se dedicó a componer cada una de las canciones de este nuevo trabajo musical, donde le canta al amor; pero tal como ella misma lo expresó en una entrevista, al amor verdadero, ese que sabes que siempre estará ahí y nunca te dejará sola, el amor de sus padres.



Una percepción personal de sí misma y su carrera



Si en algún momento logran tener la oportunidad de conocer a Soleá y preguntarle que le motivó a ser una cantaora, de seguro les dirá que ella no se considera tal, pues para ella dicho término está relacionado con el cante grande (como se dice en la afición del flamenco) y ella no inició siendo cantaora y su música, de tipo fusión, está muy lejos de serlo, de modo que algunas etiquetas que ella misma se ha auto impuesto es la de una artista neutral, ambigua, abierta


Entonces, partiendo de su opinión, no queda más que decir que la artista no es una cantaora, pero está cada vez más cerca de serlo.


Algo que si ha comentado es que, entre tantos estilos que rodean a la artista, lo que da sentido a su música, es la genética flamenca, pues ha comentado: "Mi genética es cantaora. Tengo varias producciones, pero no me he lanzado como cantaora, aunque cada vez me voy acercando más. Me parece una fuente inagotable definitiva".



La fuente inagotable de Soleá Morente



Hay quienes se preocupan por encontrar la fuente de la eterna juventud, otros quisieran poder conectarse con Ogmios para así descargar la sabiduría completa de todo lo relacionado con la literatura y la elocuencia; sin embargo, la verdad es que, para esta sencilla y carismática cantante, su fuente de talento viene de sus padres, de quienes aprendió y absorbió todo lo necesario para ser quien hoy es.



La primera fuente, Enrique Morente



De una cita memorable de la artista es posible rescatar su esencia al decir: "Es por lo que vivo, por lo que trabajo, por lo que me dedico a la música, por lo que intento ser cada día mejor ser humano. Es porque amo profundamente a mi padre y le echo mucho de menos".


Soleá es la abanderada del apellido Morente y con muchísimo orgullo. 


Recuerda cada día a su padre y, si algo quiere hacer en la vida, es seguir su legado. "Le necesito tanto que ojalá me le encontrara en cada esquina, al mirar a cualquier lugar. Me acuerdo de él todos los días, desde que me levanto hasta que me acuesto", comentó la artista en una entrevista que le realizó años atrás una revista de emisión española.


Enrique Morente, cantaor de flamenco español, nació en Granada en 1943, es considerado uno de los principales renovadores del género que inició su carrera artística desde joven, cuando cantaba en tabernas y luego de que la audiencia apreciara su talento decidió trasladarse a Madrid, en búsqueda de mejores oportunidades, ciudad donde falleció en el 2010.



La segunda fuente: Aurora Carbonell



Mencionar el nombre de Aurora Carbonell es sinónimo de flamenco, pues pocas familias de origen gitano tienen tanto pedigrí como la suya, donde tres generaciones de guitarristas procedentes de Valladolid, siendo uno de ellos su padre José (ex guitarrista de Marchena, Caracol y Lola Flores) le transmitió ese amor por la música, aunque luego, a título personal ella se decantaría por el baile, su forma de expresión artística preferida, que le hizo muy famosa y casi como un camino del destino le llevó a conocer a los 17 años a quien sería su marido y padre de sus hijos.



RECOMENDAMOS VISITAR:


Experiencia +20 años, +10 en Clases Online de Canto y Voz*Técnica Vocal*Todos los niveles y estilos

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Académica de las Artes Escénicas de España. Profesora Máster online Pedagogía de la Voz Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Autora de las exitosas publicaciones: Claves de la Voz y el Canto, Guía Práctica para Cantar (núm. 1 ventas Amazon), Guía Práctica para Cantar en un Coro, La Voz sí que Importa, Cómo enseñar a Cantar a Niños y Adolescentes. Asesora vocal y Directora musical TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. 0034 651315263 "¡Cantad felices!"

de la creatividad al piano

Instagram