Guía para dar un concierto exitoso. ¿Cómo planificar conciertos?

 Por: Redacción


Es importante, antes de realizar un concierto, verificar que todo esté en su sitio y listo para que no haya fallos. 


Esto es parte de la profesionalidad del cantante para lograr resultados excelentes y hoy te compartimos los pasos que debes seguir para asegurarte dar conciertos memorables:


Algunos cantantes se apoyan más en su manager para realizar las gestiones de verificar que todo esté bien antes de dar un concierto, otros son más detallistas y prefieren estar al tanto de la situación por su cuenta, verificando que cada pieza del rompecabezas encaje a perfección.


Lo cierto es que cuando se está de gira y se tiene que viajar a diferentes lugares para cumplir con una agenda de presentaciones, el cantante tiene poco tiempo para verificar que las preparaciones previas al concierto estén en su lugar y esto se delega al equipo de producción.


Sin embargo, es importante conocer los elementos esenciales que deben verificarse antes de dar un concierto y por eso se trabajó en la elaboración de esta Guía para conciertos exitosos, que puede ayudar si tienes poca experiencia o eres un cantante emergente. 



Elementos esenciales para realizar un concierto exitoso



A continuación, se detallan los principales elementos en los que todo cantante debe trabajar antes de empezar un concierto:



La prueba de Sonido (Sound Check)



La prueba de sonido es la columna vertebral para dar un concierto con la calidad de sonido que el público se merece. Es el proceso por el que todo cantante debe pasar, puesto que aquí se revisan los sonidos y se balancean con la voz del cantante y los coros.


En una prueba de sonido se ponen a prueba todos los instrumentos que se usarán y se ecualizan, de modo que el sonido esté acorde al entorno, la acústica de la sala y sobre todo la voz del cantante.


Existen dos formas de evaluar la calidad de sonido, desde el punto de vista del cantante (interpretando en el escenario) y desde el punto de vista del público, estando frente al escenario para escuchar y medir la calidad de sonido recibida.


Lo primordial para que un Sound Check sea exitoso es que todo el equipo sea puntual. Es común que no haya mucho tiempo para realizar las pruebas así que cada minuto cuenta, porque la cantidad de trabajo por realizar en ocasiones puede ser poco, sin embargo, no todo el tiempo se encuentra la mezcla perfecta de manera fácil.


Llevar a cabo una prueba de sonido precipitada puede tener resultados fatales en la interpretación final en el concierto, puesto que las mezclas de sonidos pueden no estar ecualizadas de forma correcta, o con el tempo adecuado y esto repercute en la calidad de la interpretación del cantante cuando esté en el escenario.



Recomendaciones durante la prueba de sonido



En una prueba de sonido hay que ecualizar los instrumentos musicales, pero solo se puede trabajar uno a la vez, así que hay que tener un poco de paciencia para dejar al técnico de sonido hacer su trabajo.


Hay que esperar hasta que llegue tu turno. Mientras puedes ir practicando en la mente tu actuación o algún efecto vocal que quieras dar a las canciones del repertorio


Una vez llegue tu turno como cantante, tienes que cantar de la misma forma que lo harás en vivo, con el mismo volumen de voz, pronunciar igual a como lo harás durante el concierto para que así el técnico pueda ecualizar los instrumentos y la interacción con tu voz. 


Incluso se toman en cuenta si habrá variación de la versión original de la canción para así todo quede ecualizado. De preferencia, evita los acoples. Tienes que asegurarte de que no sobrepasarás el volumen que puede provocar acoples. Esto se puede prevenir probándolo durante la prueba de sonido. 


Trabajar con un mismo técnico de sonido ayuda mucho a que ambos, cantante y técnico se entiendan y se comuniquen mediante señales con las manos o gestos y miradas para dar y recibir indicaciones de forma mutua. De no tener la oportunidad de trabajar con tu propio equipo, asegúrate de mantener contacto visual con el técnico a cargo, en caso de que haya alguna indicación.

 

No está de más facilitarle al técnico una serie de instrucciones como sonidos deseados o las diferentes partes del show. De esa forma se garantiza una mejor ejecución, sin dudas o cortapisas. Hay que tener presente que la prueba de sonido no es un ensayo del concierto, sino un tiempo para calibrar y ecualizar todos los sonidos, de modo que no hagas cambios de último momento en tu repertorio de canciones o en aspectos que puedan hacer que tenga que hacerse todo el trabajo de nuevo.


Por último, una recomendación que debe aplicar para todos los músicos o cantantes es nunca perder su norte y dejar que la fama se suba a la cabeza, siendo groseros y obstinados en tratar mal a su equipo de trabajo. 


Esto solo redundará en una rotación de personal que perjudicará tu carrera y nunca se debe olvidar que un cantante tiene la fama que ostenta por el trabajo en equipo y su don de gente, su carisma y por entender que la fama viene y va, pero las relaciones permanecen.



La Tarima, un espacio esencial para un gran espectáculo



Después de la prueba de sonido, la revisión de la tarima es el segundo paso para garantizar un concierto de éxito. En la tarima es donde se encuentran todos los instrumentos musicales, conexiones eléctricas; es la zona que el artista tiene para expresar todo su talento y el espacio donde se ejecutará la coreografía que acompañará al espectáculo.


Por tal motivo, debe ser uno de los lugares más seguros y en ese sentido corresponde a un equipo especial trabajar en la verificación de que todo esté en su lugar.


Esto implica que aparte de las pruebas de sonido, también deben realizarse las pruebas de tarima, que involucren a todo el equipo de producción, sobre todo para verificar que no haya cables con los que pueda tropezar, sin mencionar el hecho de que, en caso de haber efectos pirotécnicos, ensayar muy bien los tiempos de ejecución, para evitar accidentes.


Recuerden que esto fue lo que sucedió en la grabación del comercial de Pepsi, con el difunto Michael Jackson, quien sufrió quemaduras graves debido a una mala coordinación de tiempo y ejecución de los efectos pirotécnicos.


Algunos escenarios tienen una especie de pasillo (en inglés se le denomina catwalk), por donde el artista debe caminar para llegar a otra estación y así estar más cerca del público. Si este es el caso, debe iluminarse bien el área de espacio vacío o en su deferencia, iluminar el pasillo y los límites de la tarima.


Ha habido situaciones en la que artistas han caído desde la tarima por no tener bien delineado por donde caminar o los límites de la tarima.



Pruebas de Video



Algunos artistas tienen como estrategia de mercadeo grabar sus conciertos en vivo para luego comercializarlos o solo compartirlos con el público para viralizar la campaña de su nueva producción musical.


Entonces, se hace necesario que se verifique bien la instalación y el funcionamiento de las cámaras, drones o cualquier otro dispositivo de grabación a utilizar, según se haya estipulado en el guion diseñado por el creativo o la agencia de publicidad para conseguir las tomas que le servirán para editar y armar el producto final.



La iluminación, otro elemento para deslumbrar



En publicidad, el cine y el teatro, la iluminación provee efectos dramáticos que pueden convertir una escena simple en algo crucial para estipular el curso de la obra, igual función tiene la música e igual sucede en el escenario de un cantante.


Grandes de la música como Madonna han puesto en escenario en sus giras verdaderas representaciones teatrales, que demandaron iluminación muy específica para crear efectos de luz necesarios para ayudar a complementar el sentimiento que la canción debe entregar.


La iluminación es capaz de proporcionar un contexto diferente en un escenario oscuro donde no hay posibilidades de usar pantallas gigantes de proyección y funge además como un elemento natural para generar diferentes ambientes, cálido, energético, romántico, etc.


Según cómo se ilumine el escenario, se puede trasladar al espectador a las primeras horas de la mañana o a las últimas de la noche. La iluminación puede dar un toque de magia a los intérpretes y al espectáculo a través del color.


El color en las luces se obtiene a través de unos plásticos llamados “geles” que se colocan delante de los focos. Esto permite que la luz pueda transformarse en cualquier color deseado. Los diseñadores de luces planifican los temas de iluminación para sus producciones metiéndose cuidadosamente dentro de cada obra o lista de canciones, para captar el sentido del tema general. 


Registran los elementos más importantes de iluminación escena por escena desde un punto de vista técnico, registrando las emociones que deben plasmarse, y para eso combinan colores apropiados que deben resaltar. El diseñador escoge un surtido de geles específicos para cada producción, y anota las ubicaciones, los colores fijados y las instrucciones en un cuadro o proyecto detallado llamado “plano de luces”.


El uso del color en la iluminación de un escenario es algo valioso en una producción teatral o en un concierto, ya que proporciona el aspecto visual y el sentido de toda la producción. Por ejemplo, si es un musical, se emplea por lo general una iluminación más brillante y plana, colores más suaves y menos contrastes.


Las luces de colores también son una forma importante de representar el tiempo o estación de la producción. El uso de luces amarillas suaves ayuda a que el público crea que la obra tiene lugar en una mañana de pleno verano. Los azules y plateados profundos y oscuros pueden indicar que la acción tiene lugar en una noche de pleno verano. Mientras tanto, las motas de rojo, naranja, amarillo y marrón pueden alertar al público que la acción tiene lugar en un hermoso día de otoño.


Las luces de escenario de colores no solo iluminan al cantante, sino que también lo hacen con el resto del equipo, por ejemplo, cuando hay un solo de guitarra, las luces pueden apagarse para dar paso a una sola luz blanca que se centra sobre el guitarrista. 


En definitiva, el color de la iluminación y el diseño del plano de luces es esencial para transmitir la esencia de una producción musical, por lo que es necesario verificar que funcionen bien y para eso es crucial tener un ensayo previo, que puede darse luego de la prueba de sonido, en conjunto con el equipo coreográfico (de haberlo) para así llegar a la perfección en la ejecución durante el concierto en vivo.



La improvisación, elemento clave para todo buen cantante



Todo aquel que quiera convertirse en un cantante profesional debe entender que un buen cantante siempre sabe y está listo para improvisar. Sin embargo, si eres nuevo ante la improvisación, practicar con progresiones de acordes predeterminadas es un buen punto para empezar.


Para iniciar, se debe elegir una progresión de acordes simple y hacerla un loop. Esto se puede hacer muy fácil si cuentas con un DAW, o con banda. Elige algo simple y fácil de tocar, como un blues de 12 compases, o incluso una progresión de solo dos acordes.


Para sacar el mayor provecho de la improvisación sobre los acordes, necesitarás tomarte el tiempo suficiente. Comienza con sesiones de al menos cinco minutos y cuando comiences a tocar, no cambies los acordes hasta que la sesión termine.


En vez de tratar de controlar la experiencia, haz lo que puedas para trabajar con ella en una forma que puedas desarrollar tu creatividad. Pronto verás que algunas ideas funcionan mejor que otras, y las desarrollarás de manera más natural a través de la sesión.


Ahora bien, previo a la interpretación en vivo del concierto, debes haber estipulado sobre que canciones improvisarás y qué acordes son los que debe sostenerse para que todo el equipo de músicos sepa que tocar al momento de la improvisación.


En otras palabras, de improvisado, la improvisación de un cantante no tiene nada, pues debe ser estipulada con anterioridad para que no haya errores, confusiones y que la banda sepa que hacer. El cantante lleva el liderazgo y ser líder involucra dar las instrucciones necesarias para que el equipo haga bien su trabajo.



Cómo aprender a improvisar si eres principiante



Si estás iniciando en el mundo de la música y necesitas consejo sobre cómo improvisar, aquí te dejamos algunas técnicas que resultan muy útiles y que puedes aplicar para mejorar en tus improvisaciones.


Conseguir la aprobación del público es el objetivo de cualquier cantante y para lograrlo no se puede improvisar, hay que trabajar hasta conseguir lo deseado, esto significa ensayar hasta perder el miedo y una técnica para lograr esto es la del espejo.



La Técnica del Espejo



Esta técnica permite que ensayes tus movimientos una vez salgas al escenario, te prepares para lo que vas a decir al público y te veas reflejado en el espejo para que ensayes cualquier ademán o gesto facial que creas conveniente para conectar con el público al inicio, mitad o al final del concierto.


Señales físicas para expresar tu apoyo es la forma ideal de romper el hielo y todo lo que se necesita es un pequeño reflejo físico que puedes ensayar de antemano frente al espejo.



Ilusión de Contacto Visual Directo



Establecer contacto visual con los miembros del público y proyectar energía desde el escenario es una forma clásica de atraer a los presentes en el concierto.


No obstante, si estás con ansiedad o inseguro por los nervios y tratando de recordar los acordes en medio de tu nueva canción, agregar ojos inquisidores de una multitud extraña puede distraer y mermar la confianza en ti mismo.


Para mantener la energía fluyendo puedes practicar eligiendo un lugar de la pared en la parte posterior del lugar, justo por encima de las cabezas de la audiencia, y fija la vista allí.


A medida que acumulas confianza, cambia a las frentes y las cejas de la audiencia. Es el truco ideal para crear la ilusión y cosechar los beneficios del contacto visual.



Hacer comentarios entre canciones, otra técnica muy útil



Una audiencia se siente atraída por una presentación que se siente natural, y la creación de ese ambiente se establece durante las canciones. La repetición de frases y temas traiciona los nervios y rompe esa atmósfera de confianza que intentas crear y atenta contra una deseable sensación de autenticidad de un concierto.


Vale la pena entonces, tener una lista de frases para decir entre canciones, como si fuera un guion, que debes aprender e interpretar como lo haría un actor. Puedes incluir en el lo que consideres más necesario para potenciar tu humanidad y calidad de artista. Ser agradecido siempre funciona así que piensa de antemano que frases pueden ir bien con tus canciones o los artistas que han colaborado, escrito o compuesto dichas piezas.


Esto no solo evitará que te vuelvas repetitivo, sino que proporcionará una gran red de seguridad para disipar cualquier duda sobre lo que has dicho y lo que no.


A medida que te acostumbras a las listas de frases, puedes dejar solo una palabra, para acordarte sobre lo que quieres decir, asegurándote de que el discurso suene espontáneo, pero que se adhiera a una estructura compacta y coherente.


Gestionar la atención de la audiencia



Usar esta técnica con gran precaución y usarla solo una vez que se hayan dominado todos los otros trucos ya nombrados.


Todos tenemos nuestra visión del concierto perfecto: la multitud bailando y cantando, comprometida y disfrutando al máximo al frente del escenario. Pero, en realidad, con más frecuencia te encontrarás tocando tu set frente a grupos de amigos dispersos, en rincones remotos de la sala, y con gran parte de la pista de baile fría y desolada.


Este truco funciona para dar un poco de energía a la audiencia, de modo que la calidez del entusiasmo se abra paso por la sala. Pero, al igual que al iniciar un incendio, condensar toda tu energía en un solo lugar apagará el fuego.


Empieza por recompensar a las personas que están reaccionando positivamente, expresándolo en un descanso entre canciones, diciendo cuánta energía transmiten y cuánto los aprecias. Gana su confianza y respalda su entusiasmo – y acércate – al resto de la audiencia.


Cuando comiences la siguiente canción, inclínate hacia ellos y mira como corresponden y esparcen su energía hacia el escenario, luego dirígete para el otro lado del escenario. Presta atención al resto de la sala y deja que su presencia avance hacia la pista de baile.


Regresa más tarde en la canción, brindándoles más atención, cantando o aplaudiendo para llevarlos más lejos para luego, volver tu atención a las personas del otro lado que estarán, ahora, empezándose a interesar más y a corresponder a tu música.


A través del resto de la canción, fluctúa tu atención hacia adelante y hacia atrás entre los grupos, jaleándolos, dejándolos ir, extendiendo tu calor por la habitación. En poco tiempo, arderán en el centro de la pista de baile.



Interpretación de Canciones Extra en el repertorio



A la lista de canciones que se interpretarán en el escenario se le conoce de forma común en el mundo de la música como Setlist, es una hoja de papel que contiene el orden de las canciones que el grupo o cantante va a tocar esa noche. Los músicos suelen confeccionarlo de forma previa a la presentación, y durante la actuación lo tienen a sus pies, para que a ninguno se le olvide qué canción va a continuación. 


Cuando vayas a elaborar tu Setlist asegúrate de poner en práctica los siguientes consejos:


  • Abre con un tema contundente, pero no el mejor 


  • No incluyas demasiados temas nuevos 


  • Hacia la mitad, tómate un respiro 


  • Alterna temas rápidos y lentos 


  • Repite cada noche el repertorio, pero con ligeros cambios 



Siempre considera la seguridad en cada evento



Todos queremos que los conciertos sean eventos donde todos se diviertan y al final acaben felices y satisfechos por la experiencia de haber visto actuar en vivo a su artista favorito. Sin embargo, las cosas no siempre acaban bien, en algunos casos por falta de tener la adecuada seguridad y control de multitudes.


En el marco de realización del evento es importante la revisión previa de varios elementos antes de permitir la entrada del público.


Lo primordial es verificar que las puertas de seguridad funcionen correctamente y no estén bloqueadas, además de tener la suficiente iluminación guía para que las personas la ubiquen fácilmente.


La seguridad también debe contemplar la integridad de los músicos y del cantante, por ende, la tarima debe impedir de forma orgánica el acceso de fanáticos que pueden tener buenas o malas intenciones, aunque en ocasiones se las ingenian para traspasar la barrera y suben al escenario.


Los aforos hoy son controlados, por las razones que todos conocen y esto garantiza que haya un poco más de orden, pues cuando hay menos gente, la probabilidad de que haya roces y peleas es menor. Les parecerá que esto es algo absurdo hablar de peleas, pero en los conciertos de música rock o música joven esto es más común de lo que se piensa.


Por último, pero no por ser menos importante está el tema de verificar la capacidad eléctrica del local donde se dará el concierto, con el propósito de estar seguros de que el uso de los equipos de sonidos, luces y demás no generará sobrecargas en el sistema lo que conlleva a posibles incendios.


Muy importante también es verificar que el cableado hacia las bocinas de retorno no quede expuesto y pueda interferir con la interpretación del cantante o los músicos que le acompañen en la presentación.



Vestuario y coreografía



Un buen concierto requiere de esmerarse un poco más allá para crear un ambiente único que exprese el sentimiento de las canciones de la colección del artista.


Es muy común dar conciertos en vivo (unplugged en inglés) y para esto quizás no se requiera de mucho vestuario o coreografía, pero en los conciertos que forman parte de una gira si lo son. Un artista debe contemplar un mínimo de dos a tres cambios de vestuario en un concierto promedio y según sea el caso, la implementación de bailes coreográficos en ciertas canciones movidas, con mucho ritmo para entregar una presentación de mayor calidad al público.


Ciertos cantantes adoptan algunas temáticas que les resultan muy adecuadas para sus canciones, pero pueden requerir de mayor producción y se elevan los costos, así que, si estás empezando, será mejor que hagas coreografías sencillas con los integrantes del coro.


Y así culminan las recomendaciones para que puedan realizar conciertos exitosos, sobre todo para cantantes emergentes. Esperamos la hayan disfrutado y les sea de mucha utilidad.


También podría gustarte:

Experiencia +20 años, +10 en Clases Online de Canto y Voz*Técnica Vocal*Todos los niveles y estilos

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Académica de las Artes Escénicas de España. Profesora Máster online Pedagogía de la Voz Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Autora de las exitosas publicaciones: Claves de la Voz y el Canto, Guía Práctica para Cantar (núm. 1 ventas Amazon), Guía Práctica para Cantar en un Coro, La Voz sí que Importa, Cómo enseñar a Cantar a Niños y Adolescentes. Asesora vocal y Directora musical TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. 0034 651315263 "¡Cantad felices!"

de la creatividad al piano

Instagram