Fundamentos de Oratoria: Saber Comunicar y Expresarse

  Por: Redacción


La oratoria es el arte de expresarse bien ante un público y es algo que puede aprenderse mediante técnicas de estudio para ir perfeccionando dicho arte con el objetivo de cautivar a las masas.


La expresión oral es el canal que encuentra el pensamiento y los sentimientos para llegar a diferentes públicos. Al dominio adecuado de la palabra se le conoce como oratoria, el arte de usar el lenguaje con elocuencia y destreza.


A través de la oratoria se utilizan frases y recursos literarios para convencer, persuadir o instruir. También según el tipo de oratoria se use, logrará deleitar, conmover y agradar a la audiencia.


Características de un buen orador



Ahora que se ha repasado la experiencia de grandes oradores, es importante apuntar las características básicas que debe tener alguien que busque la fórmula para convertirse en un gran orador.



Proyecta la presencia adecuada



Para lograr una buena presencia hay que considerar elementos como el vestido, la postura y la movilidad. El vestido va acorde a la ocasión y se puede buscar el consejo de un asesor de imagen si no se está seguro de manejar bien el tema.


La postura y movilidad van relacionadas con sentir y proyectar confianza e interacción con el público. No te quedes estático en una posición, muévete por la tarima y haz contacto visual con las personas en el público.



Tener dominio del tema a exponer



Mientras más conocimiento y dominio se tiene del tema, más fácil es transmitir el mensaje a la audiencia, pues se hace con seguridad y credibilidad. Todo acompañado de un mensaje claro, coherente y bien estructurado.



Usar el lenguaje adecuado



El lenguaje que se utiliza en la presentación es un elemento clave para ser un buen orador. Cuidar las palabras y dirigirnos con respeto al público hará que se identifique con el mensaje.



No olvides la comunicación no verbal



La comunicación no verbal es una clave importante al momento de dar un discurso o presentación. Cambia el tono de voz según lo que estás transmitiendo, así como los movimientos faciales y de manos deben ir acorde a lo que se está exponiendo.



Los diferentes tipos de oratoria



Existen dos tipos elementales de oratoria y se han clasificado según la ocasión donde son utilizadas y el contenido que comunican. De estos dos tipos de oratorias se subdividen versiones diferentes, las que se explican a continuación.



  1. Según el tema y el ámbito profesional



Este tipo de oratoria involucra exposiciones especializadas, que tienen en común una misma profesión, arte u oficio y que desarrollan una práctica oratoria que, con el devenir del tiempo, se constituye por derecho de uso, en una práctica exclusiva del referido grupo humano. 


En ese sentido existe una clasificación muy amplia que comprende los siguientes tipos:



Oratoria Emocional: Este tipo de oratoria es aquella que ayuda al ser humano a la superación de sus propias limitaciones, como el miedo, la timidez o cualquier otro tipo de limitación similar. Quienes logran alcanzar una comunicación efectiva y conocen las claves de la motivación tienen una gran ventaja a su favor.


Dale Carnegie, fue uno de los grandes motivadores que usó la oratoria emocional y logró desarrollar varios sistemas y escribir libros que llevan al inexperto principiante a alcanzar niveles soñados de dicción fluida y mejora de las relaciones interpersonales.



Oratoria pedagógica: Involucra todos los discursos encauzados a transmitir las verdades de la ciencia moderna, descubrimientos, y actualización de conocimientos para garantizar la formación continua de los oyentes. Hay quienes indican que el propósito de este tipo de oratoria, más allá de enseñar, se centra en convencer y persuadir sobre ciertas ideologías didácticas o científicas.


Oratoria forense: Es la que tiene por objeto ilustrar la inteligencia y mover la voluntad de los jueces para decidir si un hecho sucedió o no; si una persona es o no culpable, si ha de aplicarse tal o cual regla jurídica o si ésta ha de interpretarse en uno u otro sentido. Esta finalidad especial de la oratoria forense requiere tres capacidades especiales, primero las Cualidades del Orador, segundo la Materia del Discurso, y tercero el estilo de comunicación.


Oratoria política: Es el género de oratoria que más transformaciones recibe según las épocas, el auditorio y las circunstancias, y por lo mismo es la que goza de una mayor libertad de forma y la que menos puede sujetarse a reglas. En los encarnizados combates entre partidos políticos y en las graves cuestiones de cuya resolución dependen la dignidad o la vida de las naciones, es donde se manifiesta con más evidencia el carácter apasionado de la oratoria política. Además de un perfecto estudio de las cuestiones de política general y conocimientos técnicos en las diversas y complicadas ramas de las ciencias administrativas, el orador político debe conocer a fondo la historia, el modo de ser y sentir del pueblo a que se dirige la palabra.


Oratoria militar: Tiene por objeto animar a las tropas al combate o felicitarles por la victoria obtenida, o también instruirlas en algún asunto, e inclusive en ocasiones contener sus ímpetus y reprenderlas. El orador militar debe reunir las cualidades especiales, además de las precisas al orador en general. Primero debe ser un verdadero militar, y ser denodado, entendiendo por denuedo no la temeridad, sino el valor juicioso, la intrepidez serena e ilustrada, para inspirar confianza al soldado.


Oratoria artística:  El orador artístico enseña a saborear lo bello y a reproducirlo, a cuyo efecto es indispensable poder decir en que consiste lo bello en general y en cada arte, y como se alcanza a discernido en la naturaleza, a conservado con imaginarlo en el espíritu idealizándolo y hacer pasar lo ideal a real, por medio de los recursos del arte.



  1. Según la actitud de comunicación del orador



Todo orador tiene dos formas de transmitir un mensaje a un grupo de personas, de forma unilateral (solo hablando sin permitir la interacción del público) o bilateral (permitiendo cada cierto tiempo, intervención de la audiencia, realizando preguntas o aportes al tema)


En el caso de la oratoria de carácter unilateral (conocida como individual) se encuentran las siguientes variantes:


  • La conferencia
  • El discurso conmemorativo
  • El discurso inaugural
  • El discurso de presentación
  • El discurso de bienvenida
  • El discurso de ofrecimiento
  • El discurso de aceptación
  • El discurso de agradecimiento
  • El discurso de despedida
  • El discurso de augurio
  • El discurso de sobremesa
  • El brindis
  • El discurso fúnebre
  • El discurso irradiado
  • El discurso televisado



Ahora bien, si el orador decide establecer un contacto de comunicación bilateral con su audiencia, puede optar por cualquiera de las siguientes opciones:


  • La Conversación
  • La Entrevista
  • La Asamblea
  • La Mesa Redonda
  • El Simposio
  • El Debate
  • El Foro
  • El Cónclave


De más está decir que el orador es libre de utilizar cualquier formato según lo considere necesario, solo que debe tomar en cuenta que, si usa el primero, deberá focalizarse en la exposición del tema, para que sea lo más claro posible. Si opta por el segundo modelo de comunicación, debe focalizarse en la discusión, contestar preguntas y aclarar dudas.



¿Qué tipo de lenguaje se puede emplear en la Oratoria?



Se puede escoger dentro de cualquiera de las siguientes opciones:



Lenguaje Literario o Artístico: Es el cultivado por los escritores en sus obras literarias. Aspira a ser un modelo superior o ideal de lenguaje. La lengua literaria posee un vocabulario de voces cultas y poco usuales conocidas como cultismos que de usarlas muy seguido el orador puede caer en un aura de superioridad atribuida o pedantería para sobresalir de los demás. Sin embargo, si se usa a discreción, brinda un sentido de dominio del lenguaje por parte del orador y genera más respeto de la audiencia.


Lenguaje coloquial: Es el utilizado en la conversación corriente y es una modalidad utilizada por hablantes de una lengua estándar en sus relaciones cotidianas, se le emplea en todos los menesteres diarios de la comunicación, en los círculos de las amistades más íntimas, con las personas en quienes se deposita una gran confianza y ante quienes no nos sentimos tan obligados a la observación rígida e irrestricta de las normas de cortesía. En la oratoria este tipo de lenguaje está limitado, salvo el caso en que describamos a un personaje que lo use y se desee caracterizado.


Lenguaje Técnico o Científico: Es el que usan los profesionales entre sí. Está formado por todas las palabras que se usan dentro de las ciencias o las artes, y por eso, es poco conocido fuera del círculo de profesionales o artistas que las emplean. Es de mal gusto en un orador emplear un lenguaje técnico porque dentro del auditorio es fácil que haya muchas personas que ignoren el significado de los términos y es de recomendar que cuando se vean en la absoluta necesidad de emplearlo usen también un sinónimo o hagan un ligero comentario para aclararlo.


Lenguaje vulgar: Se dice que el lenguaje vulgar o argot es un lenguaje gremial que se produce por individuos que persiguen un mismo fin y se identifican entre ellos por llevar un mismo modo de vivir. Este es un nivel de lengua que rechaza la buena educación de las personas de todos los niveles sociales; aunque hay que reconocer que algunas voces del hampa por su colorido y dinamismo han escalonado hasta la más alta de las capas sociales.



Claves para desarrollar una buena oratoria




Ser auténtico: Es importante mostrar como uno es y denotar coherencia entre pensamiento, palabra y acción. Una autoestima sana promueve que seamos nosotros mismos, tanto interna como externamente.


Ser conciso: Aunque el tema del que tengas que hablar sea complejo, es tu responsabilidad transformarlo en un mensaje conciso y de sencilla comprensión. Decir más cosas no implica decirlas mejor. Por el contrario, el exceso de palabras distrae la atención de la audiencia, que en ese momento no puede precisar tanto caudal de información.


Ser claro: No deben quedar dudas de lo que quieres transmitir, sino que hay que darle a la audiencia la facilidad de seguir tus pensamientos y de razonar sobre tus ideas. Nadie te va a criticar por ser demasiado claro.


Compartir anécdotas: Aplican la técnica del Storytelling, para lo cual se debe utilizar un lenguaje persuasivo, fácil de recordar, que apele a la imaginación y a lo emocional.


Utilizar el lenguaje corporal: Los grandes oradores son coherentes entre voz, cuerpo y mensaje. Y es que el discurso involucra también el lenguaje corporal como parte del proceso de la comunicación.



Recomendaciones para mejorar un discurso



Comprender los conceptos básicos permite llevar un discurso fluido. No se trata de aprender palabra por palabra porque al momento de olvidar una se puede causar un efecto dominó en la mente y que quede en blanco e impida continuar con la exposición.


El miedo a hablar en público y los nervios antes de dar una presentación son normales. Un buen orador debe aprender a controlar la mente para no reflejar dichos sentimientos en la audiencia.


Hay que conocer el tema, saber a qué público se le hablará y tener claro cuál es el mensaje y objetivo de la charla.


Incluir material multimedia en la presentación servirá de guía y apoyo. No se debe transcribir todo el discurso porque de esta forma se aburre a la audiencia, sino que se debe complementar la información a través de contenidos visuales, como lo hacen las presentaciones estilo Pechakucha.



También podría gustarte:


Experiencia +20 años, +10 en Clases Online de Canto y Voz*Técnica Vocal*Todos los niveles y estilos

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Académica de las Artes Escénicas de España. Profesora Máster online Pedagogía de la Voz Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Autora de las exitosas publicaciones: Claves de la Voz y el Canto, Guía Práctica para Cantar (núm. 1 ventas Amazon), Guía Práctica para Cantar en un Coro, La Voz sí que Importa, Cómo enseñar a Cantar a Niños y Adolescentes. Asesora vocal y Directora musical TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. 0034 651315263 "¡Cantad felices!"

de la creatividad al piano

Instagram