PABLO MILANÉS: Su historia musical

 Por: Redacción


El gran talento musical de Pablo Milanés, un llamado a la música desde temprana edad.



Este extraordinario compositor y cantante nació en Cuba, un 24 de febrero de 1943 en el hogar formado por Ángel Milanés y Conchita Arias.


A temprana edad dio indicios de su talento y sus padres fueron a inscribirlo para participar en un concurso de canto en la radio CMXK de Bayamo, cuando contaba con solo seis años, cuando le tocó interpretar el tema Juan Charrasqueado, de corte mexicano.



El traslado a La Habana, despertar de una pasión



A inicios de la década del 50, su familia decidió trasladarse a vivir a la capital del país, La Habana. Esto brindó a Pablo la oportunidad de empezar a tener más roce con la música e inició contacto con artistas populares de la época y grupos tradicionales, quienes influyeron de manera significativa en su perspectiva musical.


Esta experiencia despertó en Milanés una intensa pasión por la música y fue entonces cuando decidió iniciar su formación musical cursando estudios en el Conservatorio Municipal de La Habana, para luego dedicarse a la perfección en la interpretación de instrumentos como la guitarra. Además, realizó estudios complementarios de composición, armonía, contrapunto y orquestación.


Sin embargo, a pesar de la formación formal que tuvo, fue la influencia de músicos de la calle, de su barrio y el ambiente de los cafés que visitaba los que nutrieron de una mayor diversidad sonora, al lienzo virgen del futuro prolífico compositor.


Pablo continuó participando en programas radiales, a la vez que incursionaba también en la televisión, participando en programas musicales como “Estrellas Nacientes”, en 1956, demostrando su excelente capacidad musical y dándose a conocer en el medio artístico.



Las influencias musicales de Pablo Milanés



El entrar al mundo televisivo y tener más exposición, Pablo empezó a codearse con otro tipo de cantantes, más internacionales y fue así como empezó a conocer sobre otros ritmos, aparte de la música tradicional cubana y el filin.


La música estadounidense y brasileña de la época fueron grandes influencias, quien ya a inicios de los años 60 daba los primeros pasos en su carrera profesional, convirtiéndose en integrante de varios grupos musicales, como el Trío Los Armónicos y el Conjunto Sensación.


Si bien a Milanés se le conoce por ser el fundador de la Nueva Trova Cubana (junto a Silvio Rodríguez y Noel Nicola), primero tuvo protagonismo en otras agrupaciones (y también como solista) siendo una de ellas el Cuarteto del Rey, agrupación con ritmos de tipo negro spiritual.


Los años 60 fueron de gran importancia en la carrera del cantante, pues fue en esa época cuando conoció al gran músico cubano Luis Carbonell, quien lo introdujo al mundo de la música barroca, que tuvo mucha influencia en sus posteriores composiciones.



Inicia la etapa de canta autor



La primera canción compuesta por Pablo Milanés en toda su carrera fue “Tu, mi desengaño”, en 1963, que presentaba al público una gran influencia del filin. La canción gustó y a partir de ahí, comenzó a componer e interpretar sus propias canciones en clubes como el Saint John, El Gato Tuerto o el Karachi; y en 1964 pasa a formar parte del grupo vocal, Los Bucaneros.


En 1965, compuso la canción “Mis veintidós años”, donde el cantante se introducía en un nuevo lenguaje musical que aglutinaba las tendencias tradicionales con su necesidad de experimentar nuevos caminos musicales. Desde ese momento, su condición de compositor se destacó creando temas como “14 pelos y un día”, “Pobre del cantor” o “Para vivir”, canciones que versaban sobre el amor y el compromiso político y social.


Sin embargo, fue la canción “Mis veintidós años” la que, para muchos, representó el punto más claro de contacto entre esta corriente y la nueva trova. Como compositor recorrió diversos géneros de la música popular cubana, sobre todo el son.



Pablo Milanés y música para el cine



A finales de los sesenta Milanés tuvo la oportunidad de componer música que formó parte de la banda sonora de películas, largo metrajes, documentales y series de televisión.


Dos producciones en las que se destacó su música fueron “La primera carga al Machete” (1969), del director Manuel Octavio Gómez y en la que Milanés junto a Leo Brouwer tuvieron a su cargo la banda sonora. Incluso el mismo Pablo, tuvo la oportunidad de formar parte del elenco como extra.


Otro de los corto metrajes fue “El Machete” (1975) del director y guionista Juan Padrón, quien con mucho esfuerzo logró dirigir y coordinar a todo un equipo con el fin de crear una película que resultó increíble para los espectadores, teniendo muy buena aceptación cuando se estrenó en cartelera y es imposible recordar el año 1975 sin incluir el estreno de El Machete.


A Silvio Rodríguez y Pablo Milanés le correspondió junto a un gran equipo de músicos, ser los encargados de poner música al filme.


Otras de las producciones en las que Pablo participó como compositor de la banda sonora fueron Che Comandante Amigo (1978), Una Novia para David (1987), Gallego (1988), Reina y Rey (1994), Gay Cuba (1996).


En 2005 compuso una parte de la banda sonora de la película Siempre Habana dirigida por Ángel Peláez. De entre sus muchas canciones, son especialmente famosas: Yolanda, Yo me quedo, Amo a esta isla y El breve espacio en que no estás, Para vivir y Cuánto gané, cuánto perdí.



La grabación de su primer disco



Sus participaciones en colaboraciones musicales para el cine le fueron abriendo puertas. A partir del año 1969 se unió al Grupo de Experimentación Sonora (GES), donde trabajó, junto a otros trovadores bajo la guía del maestro Federico Smith y su referencia musical, Leo Brouwer.


Con ellos trabajó en la recuperación de la música y tradiciones cubanas y su confrontación con nuevas tendencias contemporáneas que tenían lugar fuera de su país natal. Fueron en esos años, a principios de los setenta, cuando escribió canciones como “Yolanda”, “Quién me tienta a pasar” y “Los caminos”.


A pesar de parecer que había recorrido mucho hasta ahora, fue en 1975 cuando tuvo la oportunidad de grabar su primer disco titulado “Versos Sencillos”. Quien le propuso de primera mano la idea de musicalizar los poemas de José Martí fue Haydée Santamaría.


Con el lanzamiento de su disco tuvo oportunidad de relacionarse con destacados músicos como Emiliano Salvador, Eduardo Ramos o Frank Bejerano y comenzó las giras con su grupo fuera de Cuba. Italia sería el primer país en visitar para seguirle a continuación, Alemania, Polonia, Bulgaria, España, y México, pero su proceso de internacionalización había comenzado desde la segunda mitad de la década de los 70.


El catálogo discográfico de este cantante cubano lo conforman decenas de canciones y álbumes y constituye uno de los tesoros musicales más ricos de Latinoamérica.



Pablo, el hombre detrás del genio musical



A pesar de que otros cantantes emigraron cuando se dieron los cambios en la Cuba de los años 60, Pablo se quedó y a pesar de ser un crítico con lo que sucede en su país, es considerado una de las voces del régimen cubano.


Su lema siempre fue ser abanderado de la revolución. En 1968 se unió al centro de la Canción Protesta de la Casa de las Américas, al cual perteneció desde su fundación hasta las últimas presentaciones el GES (Grupo de Experimentación Sonora).


En 2004 contrajo segundas nupcias con Nancy Pérez, de origen español, con quien vivió en la ciudad gallega de Vigo, junto a ella y sus dos hijos.


A lo largo de su vida, tuvo que entrar al quirófano decenas de veces debido a un problema de huesos que le provocaba fuertes dolores y que incluso en 2012 le llevó a cancelar su gira de conciertos por España. 


En junio de 2014, Pablo Milanés ingresó en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña, España, para someterse a un trasplante de riñón donado por su esposa.


Una de las experiencias más conmovedoras fue el recién fallecimiento de su hija Suylén Milanés, fruto del matrimonio con su primera esposa Yolanda Bennet, a causa de un accidente cerebrovascular.


Los años 90 fue una década muy activa culturalmente en la que Pablo puso en marcha una Fundación sin ánimo de lucro para el desarrollo de la cultura cubana, no sólo en la vertiente musical, sino también en otras artes como la plástica, la danza, el teatro, etc., creando además una revista multidisciplinar, una emisora radial y una editorial entre otras iniciativas. 


La Fundación tuvo una vida corta, pero ayudó a poner la mira sobre determinados artistas y fue una forma de expresión de la idea integral y multidisciplinar de la cultura cubana que tiene el trovador, al combinar tradición y modernidad.


Al final, Pablo llevaba muy arraigado el principio de filantropía, de brindar apoyo a quienes tienen talento, pero por motivos ajenos, no tenían recursos para darlo a conocer. Su fundación fue un ensayo de esto y aunque fue algo efímera, el continuó haciéndolo de forma anónima, ayudando a cantantes emergentes.



Pablo Milanés en el siglo XXI



El compositor inició el nuevo siglo con un gran trabajo colectivo, el álbum titulado “Pablo Querido”, en el que participaron varios artistas latinoamericanos quienes le hicieron un homenaje al canta autor cubano.


Entre los talentos participantes estaban Fito Paez, Milton Nascimento, Caetano Veloso, Gal Costa, Lucecita Benítez, Pancho Céspedes, Los Van Van, Ivan Lins, Tania Libertad y Eugenia León, entre otros.


En el año 2005 publicó el disco “Como un campo de maíz” que le hizo ganador al Grammy Latino por Mejor Cantautor en 2006) y en el año 2007 lanzó “Regalo”, trabajos realizados en paralelo a varias colaboraciones con otros artistas como el trabajo realizado con el puertorriqueño Andy Montañez quien también fue galardonado con un premio Grammy Latino al Mejor Álbum Tropical Tradicional por el disco “AM/PM, Líneas Paralelas” en 2006, además de la excelente colaboración con el pianista Chucho Valdés en “Más allá de todo” (2008).


En el año 2013 publicó el álbum “Renacimiento”, cuyos arreglos musicales son íntegros de Pablo y en el que combina su pasión por la música renacentista y barroca con los géneros más puros de la música cubana (conga, changüí, son, guajiras).


En 2015 recibe el Latin Grammy a la Excelencia Musical. 


En la última década Pablo ha colaborado con músicos destacados como Pancho Céspedes, José Vitier o Ara Malikian entre otros. Con Vitier, ha publicado dos discos, en el primero “Canción de otoño” (2014) ambos artistas homenajearon a más de una docena de poetas de Latinoamérica, solo cantando y tocando el piano.


A modo reciente, resumieron en un disco titulado “Flor oculta de la Vieja Trova” (2019) piezas antiguas de la trova decimonónica cubana que tuvieron a bien de rescatar. 


Con Miguel Núñez, pianista y director musical de su agrupación, presentó en 2017 un trabajo, también a piano y voz: “Flores del futuro” cuyas letras fueron compuestas por el mismo Pablo, con la música de Núñez. Pablo participó también en el disco “Amor” (2017), homenaje que su hija Haydée ha realizado con temas clásicos de la obra del cantautor.


La más reciente obra publicada fue una grabación realizada en Cuba con tres extraordinarios músicos de jazz cubano actual; Rolando Luna, Gastón Joya y Ramsés Rodríguez, con Standards de jazz (2019) norteamericano. Con este disco original, cantado en inglés, Pablo quiso hacer una retrospección a sus primeros años de intérprete en los clubes nocturnos de la Habana de comienzos de la década de los 60.


En la actualidad continúa componiendo para un nuevo disco propio a la vez que realiza múltiples presentaciones en directo y muchas colaboraciones, sobre todo con músicos jóvenes.


El legado de Pablo Milanés a la música cubana y su exposición, contribuciones y colaboraciones dentro de la música internacional han hecho que los sueños y anhelos de infancia de este niño cubano se cumplieran.


Gracias a su talento, con muchos los músicos que se han visto enriquecidos y miles las personas que han tenido la oportunidad de disfrutar de su música libre, desenfadada, romántica y llena de sentimiento, alma y corazón.


Milanés ha recibido varios reconocimientos a tu prolífica carrera. Sin embargo, lo más importante es que se haya hecho mientras el estaba en vida para que disfrute en realidad escuchar las canciones de los cantantes que decidieron rendirle homenaje, con el álbum “Pablo Querido”.




Experiencia +20 años, +10 en Clases Online de Canto y Voz*Técnica Vocal*Todos los niveles y estilos

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Académica de las Artes Escénicas de España. Profesora Máster online Pedagogía de la Voz Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Autora de las exitosas publicaciones: Claves de la Voz y el Canto, Guía Práctica para Cantar (núm. 1 ventas Amazon), Guía Práctica para Cantar en un Coro, La Voz sí que Importa, Cómo enseñar a Cantar a Niños y Adolescentes. Asesora vocal y Directora musical TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. 0034 651315263 "¡Cantad felices!"

de la creatividad al piano

Instagram