Música y usos sociales ¿Cómo se influencian la sociedad y la música?

Ideas y consideraciones sobre sociología dentro de la educación musical


 Por: Redacción


Algunas de las líneas de trabajo que existen y forman parte del campo de la sociología dentro de la educación musical, suelen cuestionar lo que cuenta como conocimiento (dentro de la educación musical), descubriéndose así la ideología musical que domina y que también determina la jerarquización del conocimiento musical.  


Los currículos  y las prácticas educativas, que tienen lugar en las clases de música que se imparten en las instituciones escolares; muchas veces contienen ideas contrarias que tienen tanto profesores como estudiantes no comparten ni aprueban, pero como forman parte del pensum de manera obligatoria se les aplica a los estudiantes, fomentando en ellos muchas veces, una especie de rechazo por no tomar sus propias ideas en cuenta.



Al arte noble e invisible como lo es la música, ya no le toca actualmente glorificar el espíritu de la burguesía, como ocurría en la Europa del siglo XIX. Y tampoco debe luchar por ser reconocida como una expresión dentro de la sociedad, ya que ha superado uno de los retos musicales del siglo XX. La capacidad de escuchar y disfrutar música del ser humano; no la tienen todos los seres vivos y la importancia de su lenguaje como parte de la construcción física e intelectual, han convertido a la música en el siglo XXI; en una inevitable responsabilidad, que es la de dar nuevamente un espacio central a su función social.




La integración de la música en la vida de las comunidades, siempre ha sido diversa, desde el principio de la humanidad a la música se le ha vinculado a la faena de trabajo diario y además a muchos rituales realizados en las distintas comunidades mundiales, en la actualidad la sociedad occidental tiene una necesidad que viene desde tiempos ancestrales; que es incorporar la música al conocimiento de vida del hombre, ya que el mismo siente que la misma, ha quedado relegada a un segundo plano. 



Efectos de la música no sólo en el ser humano, también en su entorno



La música es un maravilloso elemento que cura, transforma y acompaña a las diferentes generaciones de seres humanos, creando verdaderos vínculos tan profundos entre las mismas. Pero lamentablemente sólo algunos grupos o comunidades, mantienen el ritmo heredado de sus ancestros lo que hace inseparable vida y arte, aunque claro esto supone la ocupación de ciertos márgenes de la sociedad.



Los efectos de la industria del entretenimiento y de las nuevas e innovadoras herramientas tecnológicas dentro del sector musical, han desatado férreas luchas entre muchas personas y sectores relacionados por alcanzar las mejores y mayores cifras de ventas, de público, y los puestos o lugares privilegiados en las listas de éxitos. Y aunque se han ido implementando ciertas estrategias como por ejemplo la relativización de los números, frente a los millones de descargas en la red, la sociedad del espectáculo continúa enfocada en su tarea transformadora de los usos de la música, ejerciendo control a través de los puntos estratégicos tradicionales.



Sería ideal la creación de un sistema con nuevas coordenadas, que ayude a instalar algo que evita que la precariedad de lo superficial en lo nuevo asfixie a lo de antaño, pues con esto se juega a la eliminación del silencio necesario que debe preceder a la música que ha surgido por necesidad. Ante eso, el individuo se obliga a encontrar lugares donde las prácticas colectivas todavía son posibles, algunos de estos lugares son por ejemplo: las plataformas barcelonesas “Taller de Musics”, ubicado en el Raval, o “Gràcia Territori Sonor”, donde la incidencia colectiva de la música sobre el territorio, es posible a través de diversos dispositivos sonoros que al incluir modificaciones e implicaciones, la comunidad es integrada en distintos niveles.



La evolución musical dentro de la sociedad



La transformación social en todos los tiempos y aspectos siempre ha estado tradicionalmente unida a una transformación sonora, y esto no solamente porque la música ha sido la expresión de esos cambios, sino además porque los ha procurado siendo participe de estos. Son incontables los músicos que han trabajado en sintonía con el contexto mediático (que se caracteriza por ser un constante cambio), para llevar sus interpretaciones hasta donde ellos querían. 



Y con la misma reciprocidad que actualmente todo el mundo reconoce que ha ocurrido entre el avance de la música y la tecnología; que indudablemente ha dado parte de sus frutos en el crecimiento de las redes sociales virtuales, es considerable reconocer que también en otros espacios de la sociedad, citando algunos ejemplos: en el campo de la salud, en los medios de comunicación, la economía, la educación, etc, que han integrado las bondades de esas redes, que han sido y son propiciadas por la música; para llegar a más personas.



Si se debe afirmar que la música tiene hoy una autonomía mayor más que nunca (respecto al momento y al espacio donde se escucha), este hecho que transforma a este elemento en un acto más individual pero al mismo tiempo menos social, también contradictoriamente es a la vez más colectiva que nunca, ya que al ofrecer la posibilidad a cada individuo de abrir una puerta a un nuevo modo de relacionarse, también lo hace para una comunidad entera



Es así como la música al estar enlazada a esas redes virtuales, se ha repotenciado a una nueva red de conexión física entre músicos, también se ha ampliado gracias a la ruptura entre público y creadores de temas musicales. La consecuencia de esta disyuntiva es que los músicos dentro de la red que no se relacionan con los demás usuarios, (o que se quedan fuera de la red), tristemente condenan su obra a no llegar muy lejos y a quedarse en el olvido, siendo este el caso de músicos e intérpretes de la vieja escuela (antiguos), que no manejan las redes o plataformas digitales y prefieren actuar a la antigua. 


Y para quienes a través de la relación que hay entre ellos, logran crear otro tipo de riqueza como lo es el valor de la circulación, esto es algo inmensamente más interesante y relevante que tomar en cuenta las cifras de ventas.



¿Cómo la sociedad ha pretendido cambiar a la música?



En el transcurso de la evolución musical y social, la red que se mantiene invisible a muchos ojos ya tiene mucho tiempo trabajando con nuevos modelos de organización que necesitan a su vez, varios recursos y un circuito de difusión mucho más efectivo que permita la consolidación de esa función comunitaria y social; dentro del trabajo de los compositores. Y es aquí donde las instituciones deben valorar cuál es ese potencial olvidado de la música y cómo se deben distribuir los recursos. 



Las políticas culturales en este aspecto también se encuentran cambiando el rumbo hacia un progreso en los canales colectivos que favorecen una estructura cultural más compleja que efectiva. En este sentido, las organizaciones públicas deberían señalar o instruir en cuáles son las vías más apropiadas, que la música propone (en ciertas ocasiones) y copiando la manera de los “Art Council”, anticipar esas necesidades y los peligros de aquellos proyectos musicales que definitivamente están en la punta del iceberg.



Ahora las transformaciones sociales que con frecuencia están  vinculadas a las mutaciones o como prefieren llamarlas “reformas tecnológicas”, que abarcan varios sectores importantes en la vida diaria, como lo son: el social, político y cultural y aquellos proyectos musicales, que por tener una función de motor y de guía; deberían también movilizar al sector privado



Algunas medidas a apoyar por ser importantes y por darles a los músicos, compositores y cantantes excelentes alternativas serían, por ejemplo: una propuesta de ley de patrocinio que les diera incentivos fiscales al empresario del sector servicios, para que así pueda programar música, u otra alternativa dar ayudas a los espacios populares de los pueblos y ciudades para que las orquestas jóvenes y corales de todo el territorio, puedan retornar el espacio de la música a otro tipo de masa, la de los movimientos musicales de base.



Lo que la música puede hacer por la sociedad



Una experiencia con repercusión internacional, debe centrar su objetivo en enseñar música a los niños y niñas de las clases más pobres del planeta, fomentando así en ellos los valores de integración y disciplina. Cuando las cifras de público por entradas vendidas no son importantes ni preocupantes, en ese sentido se pueden mencionar como ejemplo, las cientos de orquestas del sistema venezolano “FESNOJIV” (Fundación Estatal del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela), que están instalados en más de doscientos núcleos por todo ese país suramericano. 



Es una realidad tan impresionante que en esta fundación venezolana, las cifras suman manos encima de instrumentos y restan cantidad de delitos en los barrios. En cuanto al consumo musical, el mismo vendrá después, aquí lo que realmente importa hoy es no desaprovechar los valores de la actividad musical en una sociedad que (así lo reconocen), los necesita y que los tiene pero que también tiene la incertidumbre; de ¿cuánto les durará esa preciada alternativa?



Experiencia +20 años, +10 en Clases Online de Canto y Voz*Técnica Vocal*Todos los niveles y estilos

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Académica de las Artes Escénicas de España. Profesora Máster online Pedagogía de la Voz Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Autora de las exitosas publicaciones: Claves de la Voz y el Canto, Guía Práctica para Cantar (núm. 1 ventas Amazon), Guía Práctica para Cantar en un Coro, La Voz sí que Importa, Cómo enseñar a Cantar a Niños y Adolescentes. Asesora vocal y Directora musical TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. 0034 651315263 "¡Cantad felices!"

de la creatividad al piano

Instagram