CANTAR AL BEBÉ: Beneficios e Importancia de la música en el vientre materno

  Por: Redacción


Estudios han revelado que el feto es capaz de identificar sonidos leves desde la décimo sexta semana de embarazo  


A medida que avanza la preñez es probable que el futuro bebé reconozca tu voz, cánticos y algunos sonidos musicales.


Cuarenta y dos semanas es el período de gestación, en el cual una madre desarrolla esa estrecha relación consanguínea (con su futuro hijo) que les unirá por siempre, pues es en el vientre materno, donde ambos comparten un espacio en común, sentimientos y emociones que experimentarán como uno solo.


A partir de qué momento el bebé puede escuchar sonidos



Del total de semanas que dura el embarazo humano, es a partir de la semana 20 (o la semana 12 o 16 en bebés de rápido desarrollo) que se ha comprobado el bebé es capaz de identificar sonidos desde el exterior.


Uno de los primeros sonidos que es probable identifique es la voz de la madre, pues es quien le habla mientras acaricia el vientre a diario, sin embargo, puede haber otro tipo de estímulos auditivos, como la música que la madre escuche.


En madres que practican yoga (al menos una o dos veces por semana), el feto reacciona al escuchar las canciones de relajación usadas para practicar tal disciplina. Sin embargo, música estridente o situaciones que estresen a la madre, puede producir movimientos bruscos o patadas fuertes por parte del futuro bebé.


Siempre es importante entender que todo lo que la madre sienta o experimente lo recibirá el futuro bebé. Por ello, es crucial mantener una buena salud, hábitos alimenticios y práctica de ejercicios físicos de bajo impacto regularmente durante dicho período.


La madre debe evitar lugares, situaciones o momentos de tensión, estrés o alteración nerviosa, desechar malos hábitos del cigarrillo, consumo de alcohol, estupefacientes o medicaciones sin prescripción médica, durante el embarazo o idealmente, por siempre.



Un feto en el vientre, ¿escucha las cosas igual que nosotros?



La respuesta es no. 


A pesar de que el oído del bebé está desarrollado a partir de la semana 25 del embarazo, un feto está envuelto en líquido amniótico y protegido por la piel de la madre y rodeado de otros órganos, así que su capacidad auditiva de sonidos provenientes del exterior jamás será igual a la nuestra.


Además, hay que considerar que a nivel interno hay mucho ruido en el entorno. Los latidos del corazón de la madre palpitando entre 60 y 100 veces por minuto bombeando sangre hacia todo el cuerpo, la sangre corriendo por venas y arterias, el estómago del huésped gruñendo cuando tiene hambre, el ruido del proceso digestivo, un intestino trabajando, gases y tantas otras cosas que se dan; merman la capacidad auditiva del bebé de sonidos provenientes del exterior.


La única forma que hay para que el feto escuche más clara la música del mundo exterior sería colocando algún reproductor cerca del vientre, (no recomendable), pues lo que para nosotros es un volumen normal (acostumbrados al ruido del mundo), para el feto no lo es.


Un bebé en el vientre recibe sonidos máximos de unos 20 decibeles, mientras que el ruido en el mundo estándar está alrededor de los 60 decibeles. Esto es para tener un poco de contexto.


Ahora bien, la voz de la madre o de cualquiera de nosotros al hablar está en el rango de los 30-40 decibeles, así que es probable que sea necesario que para el bebé en el vientre escuche la voz de madre, ésta deberá hablarle en un tono normal como si le estuviera hablando a cualquier persona. Si le habla más bajo o en tono de susurro, el feto no escuchará o escuchará un sonido muy tenue de la voz de su madre.



La mejor hora para que un bebé en el vientre escuche



Como se ha expuesto, los bebés en vientre no están habitando en un mundo que se podría llamar una burbuja silenciosa, para nada. La naturaleza es sabia y ha diseñado un sistema en el que a medida que se va desarrollando el oído del bebé, está estimulado por sonidos provenientes del cuerpo de la madre o su voz cuando interactúa, conversa y ríe con el mundo que le rodea.


Sin embargo, su sistema auditivo aún es muy nuevo, inexperto y por qué no, muy sensible. Apenas se está desarrollando así que hay que tener mucho cuidado con ruidos excesivos provenientes del exterior para no afectar al bebé.


Entonces, la mejor manera de comunicarte con tu bebé y que escuche de manera más clara la música que desees comunicarle es por las mañanas o por las noches, en la calma de tu habitación.


Cántale una nana en tono de voz normal, mientras reposas en la cama o estás sentada en una silla y acaricias tu vientre. Si eres una persona que crees en la transmisión energética, cierra los ojos y pon las manos sobre tu vientre mientras de manera telepática le dices que le amas, que esperas con ansias verle y que le vas a cantar una nana.


El bebé responderá, aunque no lo creas, porque tú y él son un solo ser. Lo que pienses y le compartas en materia de energía le llegará.


Si no eres un creyente, quizás te será difícil comprender esto, pero todos tenemos la capacidad para enviar sanación y hacer sentir mejor a otros, imponiendo manos sobre ellos mientras oramos a su favor. Lo mismo es con tu bebé. Ora por él, por su salud, puedes hacerlo con música relajante de tu preferencia y si colocas las palmas de tus manos en el vientre sentirás un leve cambio de temperatura. Eso es la energía positiva fluyendo hacia tu hijo, vibración energética que sale de tu alma a la de él.



¿Por qué ponerle música y cantarle a un bebé en vientre?



Hay un gran número de estudios que se han realizado durante el tiempo por medio de los que ha sido posible conocer un poco más sobre el desarrollo intrauterino del feto y las influencias de estímulos externos como la música.


A modo de resumen hay cuatro puntos que explican mejor el efecto que causa cantarle o ponerle música a un bebé en el vientre:



Contribuye al desarrollo auditivo y neurológico del bebé



Al exponer el feto a escuchar música se está ayudando al desarrollo y estimulación de su oído y el cerebro en formación.


No tiene que ser música para bebé porque recuerda que todo tipo de música es ideal para ir “educando” el oído en formación del bebé, lo importante es que vayas armando un repertorio de música que no cause algún tipo de estrés.


Es por esa razón que algunos expertos recomiendan que se escuche música clásica, porque no tiene voz, sino solo acordes que pueden ser fáciles de escuchar mediante la melodía, que es lo que realmente es para apreciar en una composición musical sin letra.


Otro punto es considerar escucharla a un volumen adecuado en la habitación para no causar algún tipo de distorsión o efecto negativo al oído del feto. No se recomienda se coloque ningún dispositivo cerca al vientre. Basta con escuchar la música a un volumen adecuado para el oído de la madre y asimismo llegará al bebé en el vientre.


Algunos sonidos pueden ser demasiado fuertes para el delicado oído de tu bebé, dañando o incluso destruyendo los pelos cortos del conducto auditivo externo.



Escuchar música y cantar ayuda a reducir el nivel de estrés en la madre



Un embarazo es una etapa muy bonita para cualquier mujer, pero no necesariamente tiene que ser fácil. Algunos embarazos pueden ser muy duros de inicio a fin.


Mientras el cuerpo se va adaptando a tener un huésped por nueve meses, los cambios son inminentes y son tan variados como cuerpos existen.


Algunas mujeres sufren mucho con vómitos durante todo el proceso de preñez, mientras que otras se ven afectadas por hinchazón en los talones, aparte de antojos y necesidades de comer cosas específicas a horas que a veces resultan inverosímiles.


Todo esto puede generar niveles de estrés por todos los cambios físicos y psicológicos que experimenta la madre, los que necesitan manejarse de forma adecuada, porque de lo contrario pueden trasladarse efectos negativos al feto.


Mientras más estrés haya durante el embarazo, mayor probabilidad de que el bebé nazca fuera de tiempo, sufra bajo peso al nacer o experimente alteraciones en su comportamiento después de nacer.


La música, sea que la escuches o la cantes, ayudará a tranquilizarte cuando te sientas con ansiedad y estrés. Incluso es una herramienta muy usada durante el parto para ayudar a la madre en ese momento tan importante.



El canto fortalece el vínculo emocional entre bebé y madre



Aunque está en un ambiente protegido (vientre materno), si la madre no tiene tranquilidad o siente alguna emoción negativa (miedo, estrés) igual se reflejará en el feto. Su cerebro relaciona los estímulos externos y los va asociando a como se siente en el vientre materno.


Una vez el bebé ha nacido, su cerebro tendrá poca información con recuerdos de canciones o la voz de su madre cuando le cantaba y así, la asociación y repetición del estímulo cuando la madre le cante ya nacido, le llevarán a sentirse bien al escuchar de nuevo dichas melodías, pues el cerebro está haciendo la asociación. 


Tu canto le permitirá no solo comenzar a identificar canciones sino también a relacionarlas con tu voz y la tranquilidad que siente al escucharte. Es mágico el momento en el que reconocen en tus brazos esa melodía que le has cantado una y otra vez en el embarazo; cuando se tranquiliza y se queda quieto escuchándote.



En la música las futuras madres descubren un aliado muy útil



Si la futura madre es primeriza es muy seguro que a su oído lleguen muchos consejos, de su madre o su suegra, tías, abuelas y demás que desean ayudarla. Algunos consejos son vitales y funcionales, pero otros son más míticos que la leyenda del minotauro.


La mejor recomendación que se le puede hacer a alguien que va a ser madre por primera vez, es que escuche a su propia madre, si aún la tiene a su lado. Sino puede recurrir a alguien de confianza, pero debe filtrar los consejos según la fuente, de lo contrario quedará más confundida.


Ahora bien, hay algo que tiene una alta probabilidad de que nadie le diga y son todos los beneficios que en este artículo se han recopilado a favor de la música y el canto materno a favor del bebé, de la misma madre y del fortalecimiento del vínculo entre ambos.


El efecto que tiene la música sobre los seres humanos no es un misterio ni se necesitan más pruebas científicas para saberlo: la música nos hace sentir bien. 


Y si la madre se siente bien durante su embarazo le está dando el mayor regalo a su bebé: un espacio seguro en el que podrá desarrollarse plenamente, listo para llevar una gran vida al nacer.



¿Qué tipo de música debe escuchar un bebé en el vientre?



Los expertos aconsejan que los bebés escuchen más música clásica, como las sinfonías de Mozart (son muy indicadas), más que nada porque es la que relaja a los bebés. 


Ahora bien, la selección de una música en particular sólo debe hacerse según el momento, por ejemplo, música clásica y más tranquila para que el bebé empiece y termine su día, y luego música más movida para que el bebé experimente nuevos ritmos. 


Se puede oír casi de todo (excepto rock pesado, heavy metal o similares), y principalmente lo que más apetezca y guste a la madre.


Por otro lado, es aconsejable que los padres también canten a sus bebés. Esto es un trabajo de pareja y hay que hacerlo así, para que como progenitor vaya sintiendo el mismo amor de una madre, aunque no lleve al feto en su vientre.


Cuando nazca el bebé podrán comprobar que cuando vuelvan a cantar a sus hijos las mismas canciones que le cantaban durante el embarazo, reconocerán sus voces y el tono. Para eso, lo mejor es elegir las canciones de su preferencia (siempre y cuando encajen dentro del patrón de uso para un bebé en el vientre) y buscar un momento y un lugar tranquilo para compartirlas con el bebé, y disfrutar de esta deliciosa y placentera experiencia. Seguro que al bebé le encantará.



Cómo estimular a un bebé dentro del vientre materno



Cualquier bebé debe ser capaz de reaccionar ante los estímulos externos, ruidos fuertes, música suave o una luz intensa, es por eso por lo que los bebés ya comienzan a entrenar sus sentidos desde el útero materno después de la semana 20 de embarazo, cuando algunos órganos y sentidos ya están más desarrollados y funcionales que otros.


Entonces, cómo se puede realizar una estimulación temprana cuando el futuro bebé aún está en el vientre materno.


Es muy simple, solo sigue los pasos que se detallan a continuación:



Consume frutas y verduras … siempre



Estudios han revelado que los bebés que provienen de madres que llevaron una alimentación basada en un alto porcentaje de frutas y verduras (sobre todo en el último trimestre), han nacido más sanos y fuertes y tienen mucha más receptividad a ser alimentados con papillas o cualquier tipo de alimento que incluya frutas y verduras.


Esto indica que se puede enseñar a comer al bebé desde el útero materno. El sentido del gusto estará desarrollado a partir de la semana 12, por ende, el feto recibirá los sabores de los alimentos que ingiere su madre. 



Escucha música clásica



Si no conoces sobre música clásica es buen momento de empezar a hacerlo, esto ayudará a tu bebé y enriquecerá tu acervo cultural y quizás descubrirás un gusto por este tipo de música que antes no tenías. Todo lo que sea positivo vale. 


No obstante, ten presente rotar las melodías para que el feto escuche nuevos ritmos; así puedes detectar indicativos de que le gusta algún ritmo en particular, por sus reacciones en el vientre, siempre y cuando no sean reacciones extremas de patadas fuertes o algo similar, todo estará bien.


Si el feto no reacciona, también es motivo de alerta. Acude al ginecólogo ante cualquier anomalía que detectes del comportamiento diario usual de tu embarazo.



Presta atención al desarrollo del sentido del tacto



Los bebés desarrollan el sentido del tacto durante el embarazo, por lo tanto, las caricias y masajes cariñosos en el vientre crean sensación de bienestar y paz en la madre que, por ende, beneficia y estimula al bebé.



Mucho cuidado con la luz exterior



A partir del sexto mes de embarazo, el bebé abrirá sus párpados y, aunque su entorno es oscuro, sus pupilas sí puedes reaccionar si hay una fuente de luz fuerte externa. El bebé podrá distinguir de dónde procede la luz y podrá seguirla si la mueves, así que es otra buena forma de estimular su musculatura ocular.


Experiencia +20 años, +10 en Clases Online de Canto y Voz*Técnica Vocal*Todos los niveles y estilos

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Académica de las Artes Escénicas de España. Profesora Máster online Pedagogía de la Voz Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Autora de las exitosas publicaciones: Claves de la Voz y el Canto, Guía Práctica para Cantar (núm. 1 ventas Amazon), Guía Práctica para Cantar en un Coro, La Voz sí que Importa, Cómo enseñar a Cantar a Niños y Adolescentes. Asesora vocal y Directora musical TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. 0034 651315263 "¡Cantad felices!"

de la creatividad al piano

Instagram