Música para videojuegos: un negocio en alza

 Por: Redacción


Los videojuegos han cautivado al mundo con la inclusión de efectos de realidad virtual donde la música es un elemento vital.



Es un hecho que el mundo no puede vivir sin música. Está presente en todos los momentos de la vida del ser humano, en unos más que otros, pero si se empieza a ser más detallista será fácil percatarse que hay situaciones en donde la música puede no ser apreciada de primera mano, pero su ausencia en tal situación cambiaría todo el panorama.


Tal es el caso de los videojuegos, en cuyo entorno es probable que los gráficos y las figuras animadas tomen mayor relevancia, pero participar en un videojuego sin música hace que pierda toda la emoción y se eleve la adrenalina.


Desde las primeras películas de formato mudo, donde podemos ver las actuaciones del gran Charles Chaplin, no podía faltar la música, pues es el elemento que da vida, que despierta emociones y hace posible que entendamos de forma más fácil, lo que está sucediendo, si hay peligro o no, si hemos vencido o fuimos derrotados, todo esto es la música en los videojuegos.



Los pioneros en la comercialización de videojuegos



Seguro muchos recuerdan haber jugado con una consola Atari, color negro, de aquellas que no tenían mucho realismo y solo se les podía accionar por medio de dos controles o joysticks como es el nombre por el cuál se les conoce en el mundo de los videojuegos.


Sin embargo, Atari fue un nombre que tomó como inspiración para desarrollar sus productos al mítico juego de video Pong, creado en el año de 1972, que también muchos han jugado, con el clásico pequeño cuadrado blanco rebotando en la pantalla, mientras era impulsado por dos raquetas de Ping Pong.


La música en este clásico de los videojuegos era nula, salvo por el sonido del rebote que generaba el cuadrado en la pantalla, pero después se fueron creando juegos por otros desarrolladores como Atari, en donde los sonidos fueron incluyéndose cada día más, lo que hizo una gran diferencia en el “realismo” de aquella época para los usuarios de juegos como Major League Baseball, Pac Man o Frogger.



Evolución de consolas, la puerta que abrió camino a la música en videojuegos



Las primeras consolas que incluyeron tarjetas o chips de sonidos que hicieron posible la incorporación de música, como tal, fueron la Commodore (Atari) con el Sistema de Interface de Sonidos 6851 SID, que fue toda una revolución para añadir música y mejores efectos sonoros; y Nintendo en 1985, con su novedosa consola de tres canales para la música y efectos de sonido.


El mundo había cambiado y la música ahora tenía un nuevo canal de difusión, lo que hizo posible que compositores empezaran a ser buscados por grandes compañías de tecnología, comercializadoras de videojuegos, lo que revolucionó el panorama musical mundial.


La música de Super Mario, el archi conocido y bigotudo pintor de brocha gorda, vestido de overol azul con look italiano, que salta sobre hongos y pelea con venenosos obstáculos para rescatar a su princesa, fue obra de Koji Kondo, compositor profesional contratado solo para este fin. 


Hoy día, sigue siendo una de las melodías reconocidas por millones de personas, niños, adultos y hasta ancianos que en su momento jugaron o lo hacen con sus nietos ahora. Kondo fue también el creador de la música de The Legend of Zelda y continúa trabajando hasta hoy día en la supervisión de los equipos establecidos para componer nuevos temas para versiones más recientes de los juegos como Paper Mario: The Origami King y Hyrule Warriors: Age of Calamity, ambos lanzados en 2020.



Nobuo Uematsu, un gran nombre en la música “Gamer”



Un coterráneo de Koji Kondo es Nobuo Uematsu, gran creativo y compositor de sesenta años que igual que le primero, es una gran leyenda en el mundo de crear música para videojuegos.


Es uno de los cocreadores de la música para la Saga de Final Fantasy, junto a Hironobu Sakaguchi, con quien inició este legado cuando aún existían las consolas Nintendo de 8 bits, componiendo el tema titulado Prelude, que pasó a ser el emblema de la Saga.


Con sus habituales herramientas y un ordenador MSX, Uematsu compuso la música de los tres primeros Final Fantasy. Para llevar a término la banda sonora de los mismos que lo elevarían a la cúspide el japonés recibió algunas órdenes de Sakaguchi en lo referente a las melodías de batalla o algún área en específica. 


No obstante, Uematsu tuvo bastante libertad para fabricar sus temas, los cuales, en su mayoría, los componía mientras visitaba los escenarios del juego para así tener una mejor inspiración. Nobuo no era programador así que en aquellos tiempos no sabía de las limitaciones en el hardware de sonido de la NES. 


No las entendía a menos que se las explicaran así que no se preocupó demasiado por ese aspecto mientras siguiera las órdenes de su jefe, el cual adaptaría la música a un formato entendible por la consola de Nintendo.


En Final Fantasy VII el compositor hizo de las suyas otra vez y compuso One Winged Angel, un gran tema de orquestra en el que se puede apreciar la capacidad creativa del maestro, sobre todo cuando su aprendizaje musical fue autodidacta total y nunca asistió a clases de solfeo o a alguna escuela de música.


Eyes on Me debía ser el tema principal que el maestro había concebido para Final Fantasy VII y que no pudo agregarse. El tema cantado por Faye Wong, aparecía no sólo como estandarte del juego si no que se utilizó para todas las escenas románticas del juego protagonizadas por Squall y Rinoa, así como para algunas donde Julia saltaba a la palestra. 


Viendo además que One Winged-Angel había causado sensación entre el público, Nobuo junto a Shiro Hamaguchi quisieron ofrecer algo similar componiendo Liberi Fatali, la canción con la que se nos introduce a la aventura.



La música en videojuegos, un negocio que no es un juego



Si nos dedicamos a hacer un análisis del negocio de los videojuegos, es posible apreciar que es una actividad cultural, bastante similar a otras como el cine o la literatura, que buscan llevar al lector, espectador o participante a otra realidad que en caso específico del videojuego es de carácter virtual.


En el cine y los libros, las historias pueden estar basadas en la realidad, mientras que el videojuego es total imaginación de su creador de donde desea transportar al usuario. El mínimo común denominador es un escenario de ficción, ajeno a la realidad, es un escape donde se puede experimentar y aprender.


En el videojuego, como en su industria, todo parece suceder en un mundo aparte, tecnológico y abierto a la participación, no obstante, la capacidad cocreativa del jugador incide en la obra a medida que la juega y con su acción la transforma. 


Así, los estudios desarrolladores ponen a su disposición todo tipo de herramientas que permitan el diálogo con sus jugadores: dentro del juego, mediante diseño interactivo y dinámico, chats, modos creativos, entre otros; y de forma externa al juego, mediante redes sociales, manuales, ferias y otros tantos. Al final, lo que importa es conseguir interacción.



Videojuegos, una industria con doble dígito de crecimiento 



Desde el punto de vista económico, la industria de los videojuegos es fascinante y despierta sensaciones positivas y de desconcierto a partes iguales, en un sector en etapa de franco crecimiento que busca obtener una consolidación en la sociedad digital y sus integrantes.


Ahora bien, el término lúdico puede ser muy amplio en el espectro de aplicación y no debe confundirse los videojuegos con la gamificación.


Esta última es un proceso por medio del cual, de alguna forma, incluye a los videojuegos, pero no se ciñe de manera específica a este contexto, sino que puede ser (y en efecto es) aplicado a muchas formas estratégicas de comercialización, sobre todo en marketing, aunque su uso en el tema de recursos humanos es ampliamente conocido y practicado alrededor del mundo.


Habiendo dicho eso, se establece que el sector de los videojuegos es, como los propios juegos, divertido y de estética libre. Está modernizado hasta el punto del lenguaje, con jerga propia, para establecer un nuevo tipo de comunicación con los jugadores. Pero esa aparente informalidad se formaliza de manera muy seria cuando nos asomamos a los buenos resultados de la facturación.


En España, por ejemplo, los videojuegos representan la primera opción de ocio audiovisual con un incremento de la facturación anual de 15,6 por ciento, lo que supone un total de 713 millones de euros anuales. Es el mismo nivel de crecimiento de dos dígitos que obtuvo en años anteriores y según previsiones, estos resultados no solo se mantendrán, sino que mejorarán en los próximos tres años, hasta un crecimiento del 23 por ciento en el año 2023.


Desde años esta industria supera ampliamente la facturación del sector audiovisual y musical. La facturación del cine, con 587,5 millones anuales y la de la música grabada, con 237,2 millones, no alcanzan conjuntamente a los videojuegos y, por tanto, el videojuego se consolida como principal sector del ocio y el entretenimiento en España, según la Asociación Española de Videojuegos (AEVI).



La industria del videojuego, fuerte generador de empleos



Esta industria parece ser la panacea de la década en materia de empleomanía en España. Si a lo que habíamos escrito de crecimiento económico se añade que esta industria ha generado un 16,5 por ciento más que las tradicionales y se espera que hasta 2121 lleve un ritmo positivo del 18,2 por ciento, pues que más se puede pedir.


Y si a las buenas perspectivas se añade un crecimiento por inversión extranjera, el panorama de la industria está de laureles. No obstante, el sector, como con el juego, despierta ciertas alertas que conviene tener en cuenta. Uno de los datos reveladores a los que instituciones deberían prestar mayor atención es la tasa de la productividad de los estudios desarrolladores. 


Países como Finlandia obtienen mejores resultados en este indicador pues son capaces de facturar hasta seis veces más por empresa que España, pero tampoco es que la península ibérica esté en mala situación, pues está dentro de los 10 países del mundo con mayor facturación mundial, siendo Estados Unidos y Canadá los únicos participantes de América, que ocupan el primer y tercer lugar de forma respectiva.


Es importante tomar en cuenta la fotografía del entramado empresarial de los estudios de videojuegos en nuestro país, que está altamente polarizado. El 50 por ciento de la facturación corresponde a empresas de gran tamaño, lo que supone una facturación superior a los 50 millones de euros, aunque de forma promedio, la facturación por empresa anda en 2,2 millones de euros o menos anualmente.



La industria de los videojuegos en el mundo



La industria de los videojuegos se posiciona por encima de otras como la del cine o la música a escala global, reuniendo a millones de Gamers de forma diaria en diferentes partes del mundo ya sea para jugar, transmitir en vivo o ver las reacciones de otros jugadores en YouTube u otras plataformas como Twitch.


Hoy en día, el mayor competidor de los juegos en streaming son los e-Sports, un fenómeno que deja millones de dólares en las cajas registradoras, y algunos datos de la compañía Newzoo dan cuenta de ello; en 2015 este mercado generó ingresos de 325 millones de dólares y una audiencia global de 226 millones de personas. Para 2017, la industria tuvo un alza de 40 por ciento anual en el mundo y superó los 500 millones en ventas. Para este año se espera que la industria alcanzará los 1.5 billones de dólares.



Los deportes electrónicos son una novedad para jóvenes adultos



Este concepto se utiliza para nombrar las competencias organizadas a nivel profesional. Son torneos multijugador.


Esto quiere decir que los videojuegos ya no son sólo un juego de niños. En la actualidad los e-Sports llenan estadios, se realizan competencias en todo el mundo e incluso son trending topic en las redes sociales.


Su expansión ha provocado el aumento en los modelos de negocio interesados en promover deportes electrónicos y crear un nuevo ecosistema. Hablamos de competencias con carácter profesional, y que inclusive ya se puede vivir de eso.


Una de las metas más importantes es crear una nueva generación de profesionales que puedan mejorar sus conocimientos técnicos en diferentes títulos.



Cómo hacer música para videojuegos



Con todo lo leído, es probable que en tu cabeza se haya generado la idea de querer entrar en este negocio, que tal vez no haya sido considerado de forma previa para generar ingresos. Si es así, entonces, hay que leer lo más importante a tomar en cuenta para entrar y ser exitoso en este tipo de negocios.


Miguel Benavides es un talentoso y exitoso joven escritor y compositor que no pasa los 30 años y que se ha dedicado en los inicios de la carrera musical que cada día va perfeccionando, a la composición de temas para videojuegos.


En una entrevista que le hiciera el magazine Noisey, este bogotano confesó que entendió su vocación musical estaba dada por componer canciones para películas, como aspiran muchos. Sin embargo, no fue sino hace un par de años que se dio cuenta de la existencia de este mundo paralelo que es la composición de temas para videojuegos.


La realidad es que no todos conocen acerca de los nichos musicales que se van abriendo a medida que avanza el tiempo y las oportunidades se van ampliando cada día para todo aquel compositor que quiera dejar una huella en el registro musical.


Entonces, ¿cómo fue que Benavides entró en este mundo de crear música para videojuegos?


Su primera experiencia la tuvo casi que rogándole a Efecto Studios le dejara componer. Sin embargo, su gran experiencia vendría cuando el gobierno colombiano convocó a desarrolladores para hacer videojuegos que fomentaran la paz, a través de la iniciativa Mad Bricks.


El y su equipo ganaron la convocatoria con el videojuego One y palabras más o menos, desde ahí se ha adentrado en este tema y cada vez entiende mejor cómo funciona.


Tal cual relató, “Siempre tiene que haber una linealidad y una fluidez partiendo desde conceptos básicos de la composición como un motivo, que es por ejemplo la melodía de Darth Vader, si suena su canción uno siempre sabe que el man está ahí, aunque no esté ahí. En este caso, hay que mantener eso, desarrollarlo y darle diferentes texturas dependiendo de los momentos. Eso fue lo que más me tramó de hacer música para videojuegos”


Entonces, de la experiencia de Miguel, rescatamos lo más importante que debe tener alguien que desee incursionar en el mundo musical de los videojuegos, tenacidad, creatividad y comprensión de los personajes.


Tal como sucede en el cine, si el compositor no asimila los personajes, sus papeles y el entorno, no podrá componer una melodía que encaje en el juego y conquiste el corazón de los Gamers.



También podría gustarte:


Experiencia +20 años, +10 en Clases Online de Canto y Voz*Técnica Vocal*Todos los niveles y estilos

Mi foto
Comunidad Valenciana, Spain
COACH VOCAL de referencia internacional. Titulada oficial Superior en Pedagogía del Canto con Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad. Titulada en Canto, Piano e Ingeniería. Académica de las Artes Escénicas de España. Profesora Máster online Pedagogía de la Voz Universidad Europea Miguel de Cervantes-SLKE. Dir. Vocal Center. Full Member National Assoc. Teachers Singing (EE.UU.). Miembro European Voice Teacher Association. Deleg. Asoc. Española de Profesores de Canto. Dir. Asoc. de Músicos Profesionales de España-CV. Experta en Técnica Vocal. Especializada además en voces infantiles y juveniles. Autora de las exitosas publicaciones: Claves de la Voz y el Canto, Guía Práctica para Cantar (núm. 1 ventas Amazon), Guía Práctica para Cantar en un Coro, La Voz sí que Importa, Cómo enseñar a Cantar a Niños y Adolescentes. Asesora vocal y Directora musical TV. Prepara asiduamente a participantes de concursos de televisión. 0034 651315263 "¡Cantad felices!"

de la creatividad al piano

Instagram